La historia de un cubano que no le permitieron entrar a Cuba a darle el último adiós a su padre (VIDEO)

El cubano Ramón Morejón, quien reside en Praga, República Checa, en una entrevista con el Diario Universo Increíble dijo que no lo dejaron entrar a Cuba, por publicar lo que piensa de la Isla a través de su página de Facebook.

La Embajada Cubana en dicho país, dijo que ellos se reservan el derecho a decir por qué no pueden entrar a Cuba, pero que él era una persona contrarrevolucionaria.

“Miembros de la Embajada Cubana me dijeron que yo participaba en actos contrarrevolucionarios, pero les dije que yo no soy terrorista, ni  narcotraficante, yo solo publico lo que yo siento. Es una violación de mis derechos como ciudadano, total sin ningún tipo de causa” dijo.

Ramón contó que su abuela lamentablemente falleció en diciembre y luego su padre, se dirigió a la Embajada Cubana para pedir una Visa Humanitaria, el cónsul le dijo que no habia problema, que en 48 horas le daban respuesta, pero luego le dijeron que no podía entrar al país.

Morejón el día que falleció su padre publicó estas palabras en su página de Facebook.

Hace apenas una hora he recibido otra noticia que me ha destrozado y otra vez la he tenido que recibir en la distancia y sin poder despedirme. Ha muerto José Ramón Morejón Valdez, como se puede notar por la similitud del nombre y del apellido, mi padre. Ha muerto sin poder recibir el adiós de su primogénito, porque un gobierno siniestro y sin corazón me ha quitado ese derecho entre tantos otros. Vuelvo a llorar una vez más en la distancia y sin mucha diferencia entre una noticia y otra, pero les confieso que solo me duele el hecho de no estar físicamente allí, porque mi padre siempre supo que lo tenía en el corazón y mientras vivió, hice lo que pude por él.

Permítanme desahogarme con las palabras que me desgarran el corazón y con las que aplaco mi dolor y mi impotencia.

Mi padre nació el 17 de marzo de 1944 en un pueblo de campo de la antigua provincia las Villas, nombrado Alcalde Mayor. Su infancia fue muy dura, porque a la temprana edad de 9 años sufrió la pérdida de su padre y a los 11 años su madre se lo llevó para La Habana por motivos económicos. A esa edad sin apenas estudiar comenzó a trabajar como ayudante de mecánica, después como vendedor de helados etc. fueron muchos los trabajos que hizo para ayudar a su madre a salir adelante. Después con el tiempo se hizo chofer de bús y de esa profesión se retiró. Se casó con mi madre y tuvo 2 hijos, pero la fatalidad tampoco lo dejaría tranquilo al quedarse viudo con dos hijos pequeños. Aunque fue muy difícil para él, rechazó valientemente la proposición de la mamá de mi madre, de que él cuidara de mí y ella de mi hermana. Él respondió, que los hermanos se iban a criar juntos sea como sea. Y así fue, fuimos para casa de su madre y allí vivimos hasta que cumplimos 13 y 12 años.

Después vivimos en el Rpto. Antonio Guiteras, donde él con mucho sacrificio ayudó a construir un edif. para mejorarnos la vida. Gracias a él hoy soy como soy, porque a pesar que sufrí muchas carencias, al menos aprendí que no debía robar, ni ser falta de respeto. Características que presumo de tener.

No quiero describirles a mi papá como un santo, porque no lo fue, pero solo le describo un ser humano, que hizo lo imposible por sacar su familia adelante y sobre todo a sus hijos. Que cometió errores, quién no los ha cometido. Yo tuve la gracia de dios de poder disculparle todos sus posibles errores, como también pude disculparme con él por todos los errores cometidos por mí.

Pasamos momentos inolvidables aquí en R. Checa, los últimos que recuerdo haber pasado con él. Hubiera querido cerrarles los ojos, pero no me lo permitieron. Dios sabe cuánto me duele no estar con mis hermanas y nieta, pero me ha tocado cargar con las consecuencias de mis actos, de los cuales no me arrepiento.

Solo les digo gobierno abusador e inhumano, anoten otra alma que no puede llorar junto a su difunto. Es culpa de uds. que yo esté llorando solo y en la lejanía. Pero por supuesto esto no me detendrá, seguiré con mi lucha personal como ciudadano, para que, en un futuro, las familias cubanas no tengan que llorar más a lo lejos y les puedan dar el último adiós a sus familiares.

Padre te pido perdón por no estar a tu lado en tu último adiós, te pido perdón por ser como ser y no cambiar mi dignidad por sentimientos familiares. Yo sé que no estabas de acuerdo con mi proceder, pero sé también que te sentías orgulloso de mi, al enfrentármele al gobierno del cual siempre disentiste en silencio. Gracias por todo padre mío. Hoy te vas a encontrar con mi mamá y mi abuela. Vas a un lugar donde no hay dolor, y donde no necesitas luchar más. Ahora vas a descansar de verdad. Espero encontrarme con uds. algún día, pero por ahora tengo que seguir luchando por los míos, como tú lo hiciste.

Adiós mi padre querido, que descanses en paz.

Tu hijo.

Nota: Les pido disculpas a todos por hacer de Facebook mi hombro de desahogo.

Aquí les dejamos su testimonio

Publicación redactda por Habana Linda





Add Comment