Pacientes extranjeros buscan en Cuba cura milagrosa para el cáncer

drtrettytry

El Centro Internacional de Salud La Pradera, ubicado en la Calle 230 entre 15 A y 17, Siboney, La Habana, Cuba, ha recibido personas de diferentes países en busca de una alternativa para solucionar sus problemas de salud, en algunos de extrema gravedad.

Según informó Martí Noticias, el estadounidense Mick Phillips, de 79 años, quien padecía de cáncer de pulmón, viajó a la isla para recibir tratamiento con CimaVax, una vacuna desarrollada en el Centro de Inmunología Molecular de Cuba y tomó 25 años de investigación para ser desarrollado.

Los especialistas cubanos dijeron que no es una vacuna preventiva, sino una vacuna terapéutica, que aprovecha el sistema inmunológico de las personas para inhibir el crecimiento de los tumores cancerígenos en el pulmón y evitar el crecimiento de nuevos tumores.

Mick Phillips abandonó recientemente La Habana con un suministro de ocho meses de Cimavax a un costo de alrededor de $ 10.000.

Otro caso reciente es el de la ex sindicalista neozelandesa Helen Kelly, quien se encuentra en La Pradera buscando una cura milagrosa para el cáncer que amenaza quitarle la vida, ella tiene esperanzas de que los médicos cubanos encuentren un tratamiento que elimine el cáncer terminal que le diagnosticaron el año pasado.

Helen Kelly, en Cuba

Helen Kelly, en Cuba

El director del centro, Henry Carreño, en una entrevista con la BBC en octubre del año pasado, dijo que “esta combinación de turismo y salud que ofrecemos en La Pradera es también una manera de generar fondos y subsidios para nuestro sistema de salud nacional, ministerio y gobierno, para que podamos atender mejor a los cubanos”.

Pero resulta una verdadera contradicción, porque en su artículo BBC destacaba que “La Pradera no está abierta para el cubano de a pie, sólo para extranjeros”.

Publicación redactada por Habana Linda





Add Comment