Autoridades piden “disciplina” a guantanameros ante aumento de la escasez

er34w534545

Autoridades cubanas volvieron a realizar un llamado la pasada semana a “conservar la disciplina” mientras se llevan a cabo las labores de recuperación en la provincia de Guantánamo tras el paso del huracán Matthew.

El general de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) Ramón Espinoza Martín visitó la localidad Maisí y, ante las cámaras de la televisión hizo un llamado a la disciplina de la población pero sin adentrarse en explicaciones. Los televidentes quedaron sin conocer a qué obedecía tal llamado.

Por su parte, Dennis Legrá Azahares, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia y presidente del Consejo de Defensa Provincial hizo el pasado miércoles un llamado a los damnificados para que no esperen “que todo les caiga del cielo y se incorporen a las labores de reconstrucción de forma plena”.

CubaNet contactó con un oficial de las (FAR) que se encuentra laborando en una zona de Maisí y que aceptó ofrecernos su opinión preservando por razones obvias su identidad. “A veces tengo la sensación de que los damnificados creen que el problema de la recuperación es algo que atañe únicamente al gobierno y a quienes estamos ayudando y me siento frustrado porque estamos trabajando hasta doce horas diarias, enfangados, mojándonos y muchos pobladores se pasan el día jugando domino y tomando ron”, se quejó.

“Dicen (los damnificados) que quieren que les construyan casas de mampostería y placa, que no van a endeudarse para comprar tejas de cartón o de fibrocemento, pero ahora lo importante es resolver el techo de las viviendas para que puedan cobijarse”, concluyó.

Debido a que la Seguridad del Estado prohibió a este reportero ir a las zonas devastadas por el huracán Matthew, se ha intentado contactar telefónicamente con miembros de la oposición que puedan narrar qué está sucediendo. Sin embargo, ha sido imposible comunicarse.

No obstante Enrique Gaínza, vecino de Jobo Dulce, municipio de Baracoa, ha descrito que hay mucho desorden en la entrega de materiales de construcción: “Ni a mí ni a otras 30 familias de este lugar nos han entregado nada. Hay mucho desorden pues un día están en una zona y sin acabar de entregar allí los materiales necesarios se van para otra y eso causa malestar”.

Preguntado acerca de la venta de los productos rebajados de precios, dijo Gaínza dijo que “las colas son enormes y están custodiadas por miembros del ejército con armas largas, yo nunca había visto eso en Cuba”.

Por su parte la señora Haydee Galbán, vecina del reparto Camilo Cienfuegos de la Ciudad Primada, coincidió en que hay desorden en la entrega de la ayuda material y que hay muchas personas sin tejas, incluso algunas muy necesitadas como la señora Vilma Suárez, vecina de su cuadra y a quien describe como paciente psiquiátrica. En cuanto a los alimentos recibidos expresó que recibieron gratis seis libras de arroz y cuatro de frijoles y que les han vendido algunas latas de sardinas y de spam.

Lo que dice el oficialismo

El periódico Granma, en su edición del 3, de noviembre publicó la noticia “Beneficiadas familias baracoenses afectadas por Matthew con recursos para la construcción”. En ella Carlos Raúl Martínez Turro, presidente de la Comisión de Inversiones en el Consejo de Defensa Municipal, dijo que de las 23 000 afectaciones reportadas en Baracoa ya se habían beneficiado 3 919 familias. El dirigente puntualizó que las tejas de fibro-asfalto se agotan muy rápido y que el ritmo de atención a los afectados está lejos de lo deseado debido a la magnitud del desastre y a los errores que se detectan en la confección de la ficha técnica necesaria para entregar la ayuda.

CubaNet a su vez contactó vía telefónica con un residente en Sabana de Maisí que accedió a informar a la opinión pública sin que mencionáramos su identidad. Sobre la entrega de materiales dijo: “Aquí continúan entregando sólo 19 tejas de fibrocemento por núcleo si el derrumbe fue parcial y 50 tejas de cartón negro si el derrumbe fue total. Hace ya más de una semana que no entregan nada. En cuanto a los alimentos, luego de la entrega gratuita de las seis libras de arroz y las cuatro de frijoles no han entregado nada más, salvo agua mineral y galletas dulces. Los productos rebajados de precios llegan en cantidades insuficientes”.

Según la fuente todavía hay personas cobijándose en las cuevas pues está lloviendo todos los días.

Fuente: CubaNet