“Cuando caiga un peñasco y mate a alguien…” (VIDEO)

El peligro de accidente por derrumbe acecha a una veintena de niños y varios ancianos, miembros de las más de veinte familias que habitan un edificio ubicado en la Avenida Cristina entre Romay y De La Concha, en el municipio Habana Vieja.

El inmueble tiene 58 años de construcción y nunca ha recibido ningún tipo de reparación o mantenimiento. Además, fue una de las edificaciones afectadas por la explosión del vapor “La Coubre” el 4 de marzo de 1960 y sufrió daños en las columnas que lo sostienen.

A partir de ese momento el edificio comenzó a resquebrajarse y ha tenido que soportar el paso del tiempo y de los elementos, en la actualidad necesita una restructuración completa y profunda para evitar que se venga abajo con sus habitantes dentro. “Nosotros hemos reparado el edificio por dentro, pues el gobierno nunca ha dado una solución general. Están decidiendo si demuelen o no, pero para ello primero tienen que albergarnos a todos”, comentaron los moradores. La presidenta del CDR declaró que el pasado mes una comisión estatal declaró inhabitable dicha zona de la edificación.

En estos momentos el lugar que presenta mayor peligro de derrumbe es el portal colectivo, de unos 100 metros de largo. Técnicos del Consejo de la Administración Municipal y del Instituto de la Vivienda, confirmaron que cualquier intento de reparación puede provocar el derrumbe del resto de la construcción. “Es un peligro, ahí paran los buses las 24 horas y siempre hay gente. Cuando se caiga un peñasco y mate a alguien, entonces no se le va a dar solución y nadie va a responder sobre el accidente ese” comentó otro vecino.

El peor momento es cuando llueve pues la humedad y las filtraciones, además de penetrar en las viviendas, habitualmente producen la caída de pedazos de techo. Baudilio García, quien vive en la edificación hace más de 40 años, asegura que tras cada derrumbe parcial “se aparece algún jefe con una libretica, apunta y apunta todas las quejas pero parece que por el camino las vuelve a borrar, porque más nunca vuelve por aquí y nadie hace nada por resolver los planteamientos”. El Consejo de la Administración Municipal negó la posibilidad de entregar subsidios a las familias afectadas porque alegan que la situación no clasifica para recibir una ayuda financiera de este tipo.

Con información de CUBANET