Cuba registró un déficit de más de 880 mil viviendas al cierre de 2016

Uno de los principales problemas que enfrentan los cubanos es la vivienda.

En el 2016 el país registró un déficit superior a 880 mil viviendas con problemas “críticos” en grandes urbes como La Habana y Santiago de Cuba.

Entre las principales causas de este problema está la “pérdida de la capacidad habitacional debido al deterioro de las edificaciones”, que en su mayoría tienen más de 30 años, explicó la directora general de Vivienda del Ministerio de la Construcción, Vivian Rodríguez, citada por medios oficiales de la isla.

Según datos oficiales el mayor déficit se encuentra en La Habana con un total de 206 mil viviendas, en segundo lugar, se encuentran Holguín, Santiago de Cuba y Camagüey.

La funcionaria explicó que el plan de construcción de casas se encuentra muy atrasado, de un total de 9700 hogares previstos, solo se han entregado 5722.

El Gobierno cubano ha destinado más de 3.000 millones de pesos cubanos (unos 120 millones de dólares) desde que comenzó el programa de subsidios en 2012, del que se han ejecutado hasta 2016 poco más del 70 % del total.

Otro informe presentado ante la comisión reflejó “el insuficiente control en las tiendas de materiales de la construcción y la morosidad en las respuestas a los trámites de la población”.

El gobierno proyecta una estrategia a mediano plazo para mejorar su fondo habitacional, apoyada en el incremento de la producción local de materiales, el aumento de capacidades constructivas y la introducción de nuevas tecnologías.