Cubana se declara culpable de fraude al IRS

Maritza Soler Nodarse, una cubana residente en Venezuela aceptó declararse culpable de presentar declaraciones de impuesto falsas, lavar dinero reembolsado y estafar al IRS de los Estados Unidos.

La fiscalía colombiana allanó en 2016 la residencia de Nodarse en el barrio El Castillo de Bogotá y ocuparon una cédula de identidad venezolana y un pasaporte de ese país. Nodarse fue extraditada a Estados Unidos en noviembre.

Soler y su abogado han notificado que ella se declarará culpable el próximo 21 de julio ante el Tribunal de Distrito del oeste de esa ciudad de Pennsylvania y recibirá su sentencia ese mismo día.

La detenida de conjunto con el también cubano Yoandy Pérez Llanes, de 33 años y otros dos sospechosos presentaban declaraciones de impuestos online bajo identidades falsas.

El grupo que se aprovechó del hackeo y venta de datos personales de más de 25 mil empleados del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, a principios de 2014.

Llanes, Nodarse, y sus dos cómplices presentaron más de 930 declaraciones de impuestos falsas utilizando las boletas de ingresos W-2 robadas.

Llegaron a obtener cerca de 1,4 millones de dólares en reembolsos ilegales del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Los reintegros los recibían a través del servicio online de declaración de impuestos Turbotax.

Con el dinero compraban en Amazon celulares, tabletas, laptops y videojuegos que luego reenviaban a través de compañías en Miami a contactos en Maracay y Maracaibo, Venezuela, para revenderlos o subastarlos en internet.

Yoandy Pérez Llanes fue extraditado desde Venezuela y enfrentaba 21 cargos por conspiración y fraude.

El acusado se declaró culpable en abril de lavar dinero y robo de identidad agravado. Puede ser sentenciado a 22 años de prisión por los delitos cometidos.