Cubano enfermo en Holguín: “Siento como si me estuviera quemando por dentro”

Ernesto Mario Ricardo Hernández, de 40 años, es un cubano que lucha a diario contra una rara y compleja enfermedad. Padece de displasia ectodérmica anidráctica, una afección genética que provoca la ausencia de glándulas sudoríparas e impide el control de la fiebre provocada por la exposición al calor.

Sin embargo, Ernesto no es el único que sufre de esta enfermedad en la provincia de Holguín, según datos del Ministerio de salud, en la ciudad 26 viven con ella, incluyendo a tres hermanos, cuatro primos y un tío de Ernesto. Estas personas necesitan de una atención especial debido a su padecimiento.

La doctora Elaine Esther Santana Hernández, especialista en primer grado en genética clínica, comentó en una emisora local que estos pacientes están muy limitados para el estudio y el trabajo.

“Tienen que estar en un lugar muy climatizado para regular su temperatura y para mantenerse estables”, explicó la especialista al Diario CubaNet. En innumerables ocasiones han realizado peticiones al estado para que se preocupe de estos casos, pero hasta ahora la ayuda no llega.

“Nuestra piel es muy débil, el calor me da falta de aire y siento como si me estuviera quemando por dentro”, comenta Ricardo Hernández, otra de las personas que sufre esta enfermedad.

La atención médica que reciben estos pacientes en el Centro Provincial de Genética no es suficiente. Estas personas solicitan a las autoridades que se les facilite un aire acondicionado y un carnet de impedidos físicos, para mejorar sus condiciones de vida.

“Nadie nos protege, nadie nos atiende, nadie se preocupa por nosotros, ni nos preguntan qué necesitamos o qué problemas tenemos”, declaró Ricardo, quien también propuso que se agruparan en torno a una organización para sentirse protegidos, pero esta alternativa también fue rechazada.

Con información de CubaNet