Cubanos de la Isla extrañan la calidad de los equipos electrodomésticos soviéticos

Cuando los soviéticos comenzaron su retirada masiva de Cuba tras la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas a fines de 1991, dejaron tras de sí no sólo incertidumbres políticas y una gran crisis económica y social en Cuba, sino también muchos vestigios, tanto físicos como subjetivos, de su presencia en la isla por más de treinta años.

En muchos hogares cubanos todavía existen electrodomésticos fabricados en la ex Unión Soviética, como máquinas de coser, televisores Krim, ventiladores, planchas, batidoras, radios, lavadoras, en resumen todos los equipos que eran exportados a Cuba en la década de los 80 desde campo socialista.

De todos los equipos, el más asombroso es la lavadora marca Aurika cuya entrada a Cuba se registra en los años de mediados de la década de 1970 del siglo pasado, cuando las amas de casa se sintieron liberadas de una dura carga domestica con su auxilio.

Muchos cubanos de la Isla extrañan la calidad de los electrodomésticos soviéticos.

Publicación redactada por Habana Linda





Add Comment