Cubanos que residen en complejo de casas móviles en Miami-Dade podrían ser desalojados

Varios cubanos que residen en el complejo de casas móviles Universal Lakes, ubicado al suroeste de Miami-Dade se encuentran en “pie de guerra” contra la administración del lugar.

Los residentes del lugar recibieron notificaciones de parte de la compañía Hometown América, ordenándoles demoler terrazas, cercas, porches y hasta habitaciones que no estaban concebidas en el proyecto inicial.

“Esta gente no nos deja hacer nada, cuando nos ven con una carretilla y un pedazo de palo parece que tengo el FBI detrás o al CDR de Cuba”, se queja Gloria Castillo dueña de una casa móvil.

Los residentes plantean que todos los años aumenta la cantidad que deben pagar y nadie ofrece explicaciones al respecto.

“Yo llevo tres años viviendo aquí y ya me han subido varias veces la cantidad a pagar”, cuenta David González, dueño de una propiedad.

Además, dicen que nadie se ocupa de recoger la basura del lago y que han tenido que instalar cercas y alarmas para protegerse de la gran cantidad de robos.

Stephen Braun, un ejecutivo de Hometown América señaló que los residentes tienen un plazo para cumplir con las normas o podrían enfrentar procesos de desalojo.

Sin embargo, los residentes alegan que muchas de las modificaciones que quieren derrumbar estaban cuando adquirieron las propiedades.