El cuerpo de un joven cubano se encuentra en una nevera pública en Ecuador

El cuerpo del cubano Ulises Lázaro Rabasa, fallecido hace dos meses en Ecuador no ha podido ser repatriado a la Isla y se encuentra en una nevera pública, denunció su madre Gloria Rabasa Camejo a Cuba Independiente y Democrática (CID).

La mujer residente en La Habana no ha podido hacer frente a los gastos para trasladar el cuerpo de su hijo a la isla y enterrarlo.

“Mi hija tuvo que vender los materiales que tenía para el arreglo de su casa y aun así no me alcanza porque también tendría que costearme el pasaje. Estoy desesperada. Necesito que el Gobierno cubano me ayude pero no me ha ayudado en nada y tengo que darle sepultura a mi hijo como Dios manda”, expresó Gloria.

Gloria acudió a las autoridades cubanas, pero ni el Ministerio de Relaciones Exteriores, ni el consulado cubano en Quito han respondido su petición de ayuda. Según esta madre solamente la embajada de Ecuador en La Habana ofreció su ayuda costeando el precio de la visa.

Ulises Lázaro Rabasa, quien llevaba dos años en la nación andina falleció el pasado 15 de marzo en un accidente de tránsito. El accidente tuvo lugar aproximadamente sobre las ocho de la mañana en las avenidas Guajaló y Morán Valverde, al sur de la capital ecuatoriana.

El siniestro también dejó 15 personas heridas que fueron trasladas a puestos de salud cercanos. Ulises Rabaza trabajaba en el restaurante La Delicia en la calle Amazonas y Roca.

Según el Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), el bus partió de Carapungo, en el norte de Quito con destino a Quitumbe, en el sur de la ciudad.

Al descender hacia el puente de Guajaló perdió los frenos. De acuerdo a versiones de algunos pasajeros, el conductor les dijo que “fallaron los frenos y que se agarren de los asientos”. Desde ese momento, el bus descendió a gran velocidad y el ayudante alertaba a los transeúntes, desde la ventana. El bus chocó por detrás a una camioneta y a un jeep, provocando un volcamiento.