Detective privado descubre en Cuba que prometida de extranjero lo engañaba con el taxista

Dice un refrán que entre cielo y tierra no hay nada oculto y eso mismo parece pensar el detective Fernando Álvarez.

Álvarez es un investigador privado que lleva a cabo su trabajo en varios países, entre ellos Cuba. Muchos clientes contratan sus servicios de Fernando para descubrir infidelidades de sus parejas.

Fernando relató para América Tevé uno de los casos más curiosos en los que trabajó.

Se trata de un caso donde el cliente se enamoró de una joven cubana durante uno de sus viajes a la isla.

El hombre contrató al investigador para ver si la joven le era infiel cuando regresaba a Estados Unidos, pues pensaba casarse con ella.

La investigación reveló no solo que la chica lo engañaba, sino que durante el tiempo en el que ambos habían vivido su romance tenía un novio cubano.

Además, el novio de la chica sabía de su historia con el extranjero y era cómplice de ella ya que era el taxista que los llevaba a distintos lugares de la isla.

La supuesta novia, además, utilizaba para sus encuentros con el extranjero un piso que utilizaban varias chicas que mantenían romances con extranjeros cuando éstos viajaban a Cuba.