Madre de José Fernández habla sobre su hijo. “El dolor de una madre” (VIDEO)

Para Maritza Gómez, madre del estelar pelotero cubano José Fernández, este día de las madres será el más triste de su vida. Maritza sentirá como nunca la falta de su hijo, que perdió la vida en un accidente marítimo en septiembre del pasado año.

Todavía visita el lugar del accidente como buscando respuestas a lo sucedido. La madre de la estrella de los Marlins de Miami recibió en su casa de Miami – Dade, las cámaras de Telemundo 51 y habló en exclusiva de la manera en que transcurre su vida diaria, de cómo recibió la noticia y la forma en la que recuerda a José.

“Por la mañana, le pongo su café como siempre, sus velitas…le hablo. Le pregunto, papi, yo quiero que me expliques que pasó”, reveló entre lágrimas.

Maritza contó como fue el momento en el que recibió la fatal noticia. “Eran como las 6 y 10 de la mañana, suena mi teléfono no lo cojo, vuelve a sonar y lo cojo… Me dice el policía: usted es la mamá de José, dónde está José… Le dije esta noche José se quedó en su apartamento. Pero llamó al apartamento y nadie respondió”. En ese momento comenzó a temer lo peor, hasta que minutos después le comunicaron que encontraron el bote volcado y que su hijo había muerto. “Gritaba, como que me fui del mundo… Ay, estoy temblando, mi mamá estaba durmiendo… y ella salió a ver lo que pasaba… Eso fue horrible”, recordó.

En ese terrible momento además de encontrar la manera de llevar su dolor, tuvo que sacar fuerzas para calmar a la novia de José Fernández que estaba embarazada y se encontraba muy alterada por la noticia.

Maritza recordó los momentos juntos, como cuando abandonaron Cuba en una lancha o cuando iba a verlo lanzar en el Marlins Park.

“Él nunca pudo haber imaginado lo que la gente lo quería, lo que la gente sentía por él, las filas que hicieron en esa iglesia para pasar un segundo y darle un adiós. Le agradezco a todo el mundo que lo lloró como si fuera un hijo”.

“Cuando nació Penélope yo no hacía más que llorar fue muy duro porque me recordaba mucho a Joseíto, eso era lo que el más quería en la vida, tener a su hija en sus brazos y la vida le arrebató la oportunidad” dice Maritza con lágrimas en los ojos. “Cuando la cargué por primera vez lo primero que hice fue mirarle los deditos de los pies, eran iguales a los de José”, dijo.

Remembering Jose Fernandez ❤. Baby Penelope looking beautiful. #josefernandez #eddy #emilio #jdf16

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

" Madre de José Fernández: "Lo recuerdo todo el tiempo".

" Madre de José Fernández: "Lo recuerdo todo el tiempo, siento un vacío que nadie lo va a llenar ."Maritza Gómez, la madre del difunto pitcher de los Miami Marlins, habló en exclusiva con Noticias 23 seis meses después de la muerte de su hijo. Gómez contó sobre el sufrimiento que le ha causado la pérdida de José Fernández y sobre el nacimiento de su nieta. Por Gloria Ordáz.

Posted by Mario Vallejo on Friday, March 17, 2017

 

Remembering Jose Fernandez ❤. Jose and his sister @Yadycyen. #josefernandez #eddy #emilio #jdf16

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Remembering Jose Ferenandez ❤ Maria and baby Penelope |:📷@people #josefernandez #eddy #emilio #jdf16

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Remembering Jose Fernandez with his lovely mother ❤ #josefernandez #eddy #emilio #jdf16

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Remembering @jofez16 ❤|📷:@lianko_mccustoms| #JoseFernandez #eddy #emilio

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Remembering @jofez16 ❤#josefernandez #eddy #emilio

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

#repost from @repostapp Remembering @jofez16 ❤|📽@lianko_mccustoms | #JoseFernandez #eddy #emilio

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Remembering @jofez16 with his mom and grandma by his side❤ #josefernandez #eddy #emilio

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Back to 2014 when @jofez16 went through surgery with his mom by his side r.i.p #josefernandez #jdf16 #16 #eddy #emilio

A post shared by Jose Fernandez (@josefernandez0016) on

Los haters dirán que parece un loco y yo les diré que sí…un loco lleno de #Alegría #Bondad #Amor y #Optimismo…¿Te unes a su 'locura'? #JDF16

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

José cuando se enteró que iba a ser papá. #JDF16.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#BabyPenélope con un guante muuuy especial, se lo había regalado su padre. #JDF16 #PJF.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

Hay imágenes que dicen más que mil palabras… #JDF16 #PJF #LOVE.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#BabyPenélope says Hello! Nuestra #NiñaConsentida saluda a sus tíos y tías…Dios la bendiga, está preciosa. #JDF16 #PJF.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#Julio2013. En cada juego, la abuela vuela lejos y siente un poco la libertad de su nieto cuando huyó de #Cuba. José le ha enviado varios 'tesoros americanos' que de ningún modo cierra esa brecha desgarradora que ahora hay entre ellos . Televisores plasmas, celulares. Un colchón nuevo, aire acondicionado, entre otros. Pero saben ¿Cuál es el objeto de más valor para Olga Fernández? La radio.  Aunque sólo sea por nueve entradas a la vez, la radio le permite a Olga atravesar océanos y sentirse cerca de su adoración. La isla de la juventud de Fernández se ha quedado atascada en la Edad Media de muchas maneras, incluyendo la retransmisión por televisión de #béisbol. Por lo tanto, esta dama de 68 años de edad, en #SantaClara sube con la radio por las noches al techo de su casa y es allí, cerca de las estrellas, en donde escucha el juego de su estrella más brillante (José) junto a los #Marlins y reza para que no llueva. "Me siento tan emocionada", dijo ella."Lloro y todo. Me lleva con él. Es como si pudiera ver a los Estados Unidos a través de sus ojos." José llama a su abuela" el amor de mi vida … Ella es mi todo ", dijo. "No hay nada más importante que ella." Así que él disfruta mucho escuchar sus #ScoutingReports en sus llamadas telefónicas casi a diario. "Ella me dice, 'Los #Filis son buenos, pero ustedes son mejores'", dijo José. "Y me dice, 'Aquí está el plan de juego: Vamos a ir a ellos con fuerza y distancia, y baja. Permanece en la zona. Rompe las bolas en la tierra, pero no demasiado porque esas son malas para el brazo. " Le dije el otro día que lanzo de 95 a 100 mph y ella gritó: "¡Qué! ' No creo que ella sepa que mido 6-3, y peso 230 libras ahora. Ella todavía me ve como un niñito de 15 años de edad." A esa edad fue la última vez que lo vio al salir de Cuba. Cuando la abuela vio una foto actual de José en la computadora de un vecino no lo podía creer. "Mi niño, mi amor, es un hombre ahora", dijo. "Él siempre será pequeño para mí, pero yo ni siquiera podría colocar mis brazos alrededor de él para abrazarlo ahora, es tan grande. Se ve tan … "  Y la siguiente palabra que usa nos dice un poco acerca de la brecha entre los 2 países…'Nutrido'. #JDF16

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#Diciembre2016 #3Meses. ❤Ya hace 3 meses que tu luz brilla eternamente en el cielo. Lo que más me impresionó de ti no fue tanto tu excelente desempeño en el #baseball ni siquiera tu increíble odisea para llegar a los EE.UU., lo que más me impresionó de ti fue tu calidad de vida: la alegría que irradiabas, ese optimismo y ese entusiasmo hipermegaultra contagioso tuyo que atraía al más escéptico de nosotros. Sin lugar a dudas viviste al máximo e intensamente, con pasión , con felicidad, con amor. Amabas vivir. Por esta razón cuando escucho esta canción, siento que me hablan de ti… ❤ #Song #MiÚltimoDía #TercerCielo. Como si fuera mi último día,  voy a vivir en la vida, amando sincero, mostrando a los míos cuanto los quiero. Como si fuera mi último día, voy a luchar por mis sueños, viviendo sin miedo y cada minuto vivirlo intenso.  No voy a esperar hasta mañana, si el presente lo tengo Como si no hubiese tiempo, me quedara un momento, voy a mostrar que te amo, que estoy contento, que te tengo.  Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti y voy a hacerte este día el mejor que puedas vivir. Como si fuera mi último chance para mirarte de nuevo, haré del momento, el más importante de tu recuerdo. En el estrés de la vida, se nos escapan detalles, que luego más adelante lamentamos olvidarles, a veces se hace difícil o imposible recuperarles. Como si no hubiese tiempo, me quedara un momento voy a mostrar que te amo, que estoy contento, que te tengo. Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti y voy a hacerte este día el mejor que puedas vivir. Disfrutar todo aquello que Dios me brindó; mis amigos, familia y amor y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir… Y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir. ***Vivir como si fuera nuestro último día, no con temor o angustia, sino con alegría, con entusiasmo, con gusto por la vida, expresando todo nuestro amor a los que nos rodean, manifestándoles nuestra bondad y luchando por nuestros sueños tal como Joseíto nos enseñó*** #JDF16 #JF16 #JoFez16 #JoseDay #JoseFernandez16 #MLB #GrandesLigas #Béisbol #Marlins #MiamiMarlins #Fans #EverybodyWants #LifeLove #JoseFernandezTheMovie.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

Bellos!!! #FotosYRecuerdos #FamilyFirst #JDF16 #JF16 #JoseDay #JoFez16 #JoseFernandez16.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#LookingBack #Memories. Después de que José fue liberado de la prisión, a los 15 años de edad, él y su madre planificaron un cuarto intento. Esta vez, en vez de salir desde el norte hacia Miami – que desde hace décadas es la autopista de desertores cubanos – viajarían al sur de la provincia de Sancti Spíritus, hacia una playa cerca de la ciudad de #Trinidad. En vez de dirigirse a los Estados Unidos, llegarían a #Cancún. La ruta alternativa era más larga, pero menos vigilada. El mar era más fuerte, pero no había ninguna amenaza de ver las luces de la Guardia Costera. A lo largo de la ruta desde el norte hasta Miami, en algunos casos habrían docenas o incluso cientos de desertores potenciales, todos los que estaban al acecho en la playa ya a la espera de los barcos. Pero aquí en el sur, el grupo de Fernández estaba solo. Era cerca de la medianoche y la lluvia caía fresca y constante y el mar estaba agitado pero encontraron una cueva. Entraron en ella, los doce, apiñados, sus pies maltratados y sangrientos por las rocas afiladas adentro de la cueva. Cerca de allí había un faro, tripulado por la policía que asumieron estaban al acecho de desertores. "Pensamos, ellos nunca sospecharán de aquí", dice Fernández. "Nadie sería tan loco como para estar tan cerca del puesto de observación". Cuando la luz radiante se dirigía en su dirección, ellos se agachaban y cuando pasaba se ponían de pie nuevamente. Fernández entró en el agua para comprobar su profundidad. No podía llegar a la parte inferior, lo que le convenció de que era lo suficientemente profunda. Debían de continuar en una lancha rápida. Por teléfono, dirigieron al conductor de la lancha para entrar en la cueva. Llegó, abordaron, e inmediatamente se alejaron a toda velocidad. Pronto llegarían a aguas internacionales, donde una casa flotante los estaba esperando. "Dense la vuelta y miren," les dijo el capitán. "Esta es la última vez que van a ver a #Cuba." "Sí, claro", pensó Fernández. Lo mismo creyó en sus viajes anteriores pero esta vez no estaba tan convencido. #JDF16 #JoseDay #JoFez16 #JoseFernandez16 #JF16 #History #Anecdote #Fans #EverybodyWants #JoseFernandezTheMovie.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#Dreams #Realidad. Una de las primeras cosas que realizó Joseíto y que consideró uno de sus máximos logros, cuando obtuvo dinero, fue comprarle una casa a su madre. “¿Puedes creerlo? Yo, ese pequeño niño cubano, le compré una casa a mi madre en los Estados Unidos”–le dijo a su agente #ScottBoras, visiblemente emocionado. "Cuando llegué a Estados Unidos me sorprendí al ver tantos carros, (me encanta los carros); tantas casas, tanta comida, tanto de todo…"– dijo en una entrevista. Y en cuanto pudo también se compró su propio vehículo. #JDF16 #JF16 #JoseDay #JoFez16 #JoseFernandez16 #MLB #MiLB #Marlins #MiamiMarlins #TrabajoDuro #Éxito #BuenHijo #FamilyFirst #Fans #EverybodyWants #JoseFernandezTheMovie.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

#OnlyMemories…tratando de recordarte con alegría pero es difícil al saber que ya no estás… #JDF16.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

"José no le tenía miedo a nada. Su primer cuadrangular fue cuando estábamos jugando en una liga de verano de la Universidad de Tampa, y de alguna manera, él tenía una bandera cubana en el bolsillo, se las arregló para sacarla y agitarla mientras iba corriendo las bases. Ese fue José. Amaba divertirse”-dice #MikeFahrman quien jugó con él en #AlonsoHighSchool. "Para José, llegar a Estados Unidos y jugar béisbol era un lujo que recordaba cada día de su vida”-agregó. " Él era de 10 pies de alto,” dijo el entrenador de béisbol de la Alonso, #LandyFaedo. “Había algo en José. La gente sentía atracción hacia él. Tenía ese carisma”. #JDF16 #JoFez16 #JoseDay #AlonsoRavens #EverybodyWants #JoseFernandezTheMovie.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on

Cursaba el año 2008, en esta 4ta ocasión, José de 15 años de edad, vestido de pelotero (para desviar la atención de los militares cubanos) sale decididamente de su casa junto a su madre Maritza, su hermanastra y la madre de ella para emigrar hacia los EE. UU. En esta oportunidad Delfín era el encargado de vigilar si alguien se sentía mal en el bote o si se caía del mismo. Durante esta travesía en horas de la noche, con total oscuridad y en el medio de la soledad del mar, alguien cae al agua. Al darse cuenta de esto y sin saber de quién se trataba José se lanza al auxilio de dicha persona y oh, sorpresa!!! Era su madre que había caído en las aguas del Golfo de México y él le salvó la vida, ella agarrándose de su cuello pues no sabía nadar. Nadó con ella alrededor de 30 yardas hasta el barco. "Cuando venía en ese barco, era difícil", dijo Fernández, que fue encarcelado en Cuba. "Uno tiene que ser un hombre. Hay que hacer grandes decisiones que un montón de niños de 14, 15, 16 años de edad no hacen. Así que tomé esa decisión cuando vi que alguien caía del barco. Sin ni siquiera saber que era mi madre". "Es una gran satisfacción salvar a tu madre, es una gran satisfacción salvar a cualquier ser humano". " Si eso no te marca creo que nada lo hará ".- dijo. #JDF16 #Jofez16 #JoseDay.

A post shared by José Delfín Fernández Gómez (@jose_fernandez_fans) on