Fugitivo se entrega a la justicia de EEUU tras permanecer escondido en Cuba

El cubano José Gerardo González, quien estaba acusado de intentar robar 130 millones de dólares al Sistema Escolar de Miami-Dade y a varias compañías, se entregó a las autoridades estadounidenses el pasado 7 de febrero, informó el diario El Nuevo Herald.

González llevaba dos años escondido en Cuba, huyendo de la justicia norteamericana. El fugitivo de 26 años regresó a Miami para ponerse a disposición de agentes federales que lo esperaron en el Aeropuerto Internacional de esa ciudad.

El acusado era la mano derecha de Reynaldo Castillo, jefe de una banda de estafadores que en marzo de 2015 fueron acusados de fraude al Sistema Escolar de Miami-Dade y al Medicare. En total el grupo criminal estaba compuesto por 16 personas que enfrentarían cargos federales. Tanto Castillo como Gonzales viajaron a Cuba cuando se enteraron de los cargos en su contra. De Miami se fueron a México por la frontera y de ahí volaron a la isla.

Gonzales tomó la decisión de regresar cuando un compatriota suyo también buscado por estafa lo convenció de que entregarse era la mejor solución.

Las autoridades norteamericanas continúan buscando a Castillo, quien se cree todavía está en Cuba. La isla se convirtió en el lugar preferido para todas aquellas personas que eran buscadas por estafar a instituciones norteamericanas.

Durante mucho tiempo esas personas vivían en Cuba en calidad de refugiados sin ser molestadas. Pero todo cambió a raíz del proceso de normalización de relaciones entre ambas naciones. En la actualidad existen conversaciones avanzadas para devolver a las personas que tienen orden de búsqueda y captura tanto en Cuba como en Estados Unidos.

Con información de El Nuevo Herald y CubaNet

Publicación redactada por Habana Linda