La dura historia del cubano Ismael Cala: “Mi abuelo y mi tía se ahorcaron, y mi padre lo intentó”.

El periodista y presentador de televisión Ismael Cala reveló en el programa “Almorzando con Mirtha Legrand” la maldición que persigue a su familia. “Yo vengo de una familia que estaba perseguida por el estigma del suicidio y del desequilibrio mental. Mi abuelo se ahorcó, mi tía se ahorcó y mi padre intentó ahorcarse y gracias a que tenía un solo brazo no pudo hacerlo con las sábanas de su cuarto. Yo crecí con ese estigma, con ese fantasma, con ese miedo”, contó.

‪Gratitud cada segundo… Feliz tarde 🙏🏻 un café en Buenos Aires ‬

A post shared by Ismael CALA (@ismaelcala) on

Para el cubano superar este tipo de problemas es muy complicado, porque además de la medicación las personas necesitan sentirse en paz. “Los fármacos lo arreglan un poquito, pero el estilo de vida y tu mentalidad son las que te llevan por un nuevo norte. La meditación, yoga y el estilo saludable de vivir ayudan mucho”, expresó.

Conversamos con @mirthalegrand sobre #despiertaconcala

A post shared by Ismael CALA (@ismaelcala) on

Para Ismael Cala, este estilo de vida no debe imponerse, es necesario que la propia persona se dé cuenta de sus problemas y decida luchar. “No es que te vas a convertir en Dalai Lama o en un monje tibetano. Es que todos los días al levantarte tienes dos opciones: una es decir, programo yo mi mundo y eso quiere decir no encender la televisión, la radio o ver el periódico o el teléfono como acto reflejo y la otra es decir tres razones concretas por las que doy gracias hoy”, dijo.

Ya en la tierra caliente. Saludos desde mi #SantiagoDeCuba. #CalaEnCuba.

A post shared by Ismael CALA (@ismaelcala) on

Desde #Cuba con amor. Feliz Navidad !!!

A post shared by Ismael CALA (@ismaelcala) on

Recorriendo La Habana vieja encontrando a personajes únicos de la perla del Caribe.

A post shared by Ismael CALA (@ismaelcala) on

Un privilegio de la vida regresar a mis raíces después de 16 años. #LaHabana #Cuba.

A post shared by Ismael CALA (@ismaelcala) on