La historia de una joven cubana que sobrevivió en el terremoto de Ecuador (VIDEO)

La cubana Laura Patricia, de 21 años de edad, quien reside con sus padre en Portoviejo, Ecuador, a través de las redes sociales subió un video del trágico terremoto que ocurrió en dicho país el pasado sábado, pero gracias a Dios ella y sus padres se salvaron la vida. Hoy le da gracias a Dios por permitirle un día más de vida.

La Fiscalía General del Estado de Ecuador, reportó que 6 cubanos fallecieron en este terremoto, de ellos los tres médicos cubanos que fueron repatriados a la Isla, pero de los demás hermanos no se ha sabido, ni los nombres.

El fiscal general, Galo Chiriboga informó que los cuerpos qué no sean identificados están siendo sepultados en bóvedas individuales del cementerio municipal. El número de fallecidos se elevó a 646, y los heridos a 12 mil 499.

A continuación, les dejamos su historia y el video que pudo grabar.

Mi nombre es Laura patricia, soy cubana tengo 21 años y me encuentro en ecuador, justamente en Portoviejo en la provincia de Manabí, justo acababa de llegar a mi casa del trabajo cuando salen del cuarto gritando temblor, temblor, en otras ocasiones se habían sentido pero en ese momento en vez de parar cogió más fuerza ,yo me acordé que siempre decían q debíamos bajar porque vivimos en un edificio de 5 pisos, voy corriendo a la puerta soy la primera que salgo y para mi sorpresa la escalera se estaba cayendo y las paredes. En ese momento mi papá me entra a la casa, me abraza y ahí todos empezábamos a pedir q parara, pero con la idea de que en cualquier momento todo se venía abajo.

Al fin paró y la adrenalina del momento nos da por bajar, faltando pedazos de escalera habiendo paredes derrumbadas completas apenas alumbrando con la luz del celular es muy impresionante ver q cuando bajábamos habían paredes llenas de sangre, al llegar abajo los vecinos estaban sangrando, estaban heridos ,las personas en las calles corrían, gritaban, los carros andaban como locos y se oyen gritos de ayuda, una joven atrapada en los escombros la madre desesperada, miraba para todos lados y solo se veía desastres.

La farmacia de la esquina se había venido abajo solo quedaban los escombros, todo sin luz, una ciudad oscura apenas alumbrada por las luces de los carros, esa noche la pasamos durmiendo en la calle, pero con miedo, con mucho miedo, al amanecer fue duro ver a la luz del día, toda aquella ciudad en ruinas las imágenes eran devastadoras, era como estar viendo esas películas de catástrofes, nunca pensé que iba a vivir la película tan de cerca. Decidimos volver a subir al edificio a ver como rescataba mi pasaporte y ver el estado del edificio, encontré mi casa derrumbada completamente todas mis cosas en el piso y aquel piso que temblaba, mi papá rápido dijo – bajen, bajen que aquí así no pueden estar, aquel piso parecía q se iba a desplomar en cualquier momento. Ahí comprendí que la vida hay que vivirla al máximo por que en 45 segundos le puede cambiar la vida a miles de personas fueron los 45 segundos más largos de mi vida, ahí es cuando ves que un año, un mes, un día, una hora e incluso un minuto puede ser decisivo.

Si me hubiera demorado un minuto en el trabajo no estuviera ahora contándoles mi vivencia del terremoto porque quedo en escombros. Hoy doy las gracias por estar viva, siento el dolor de ver una ciudad destrozada y el sufrimiento de miles de personas que perdieron a su familia, por un momento creí que me tenían que sacar de los escombros. Solo me queda cerrar mis ojos y pedir que todo pase.

Publicación redactada por Habana Linda





Add Comment