La última importación

vghyftyuyuytytu

14ymedio – El aeropuerto internacional José Martí de La Habana vive fechas de ajetreo. El aumento de turistas, la avalancha de periodistas extranjeros que llegaron a la Isla con motivo de la muerte de Fidel Castro y la cercanía del fin de año recargan su infraestructura. A esto se suma la finalización, el próximo 31 de diciembre, del plazo para quienes aún no han realizado su primera importación no comercial de este año pagada en moneda nacional.

Las mulas que viajan y compran, preferiblemente, en Panamá, Cancún o Miami, se apuran para introducir en el país todo lo posible antes del último día del año. Según las regulaciones aduaneras, en vigor desde septiembre de 2014, cada residente en territorio nacional puede hacer anualmente una sola importación, más allá de los considerados efectos personales, a pagar en pesos cubanos. La mercancía que traiga en viajes posteriores debe ser abonada en pesos convertibles.

Los más rezagados se apuran y es común ver a los cubanos que arriban en vuelos de Interjet, Aeroméxico, Cubana y Copa Airlines llegar cargados de cajas con aires acondicionados, televisores pantallas planas y otros electrodomésticos. Las salas de recogida de equipaje se colapsan con tantos bultos y los turistas miran anonadados el desfile de tecnología.

Fuente: 14ymedio