Limay Blanco agradece los mensajes de consuelo enviados tras la muerte de su hijo

El humorista cubano Limay Blanco agradeció los mensajes de apoyo que le han llegado tras la muerte de uno de sus hijos. Limay dijo que se siente muy deprimido y en deuda con el pequeño, porque cree que no le dio todo el amor que necesitaba y no llegó a decirle todo lo que le quería.

“Es un dolor muy grande y nunca podré salir de ésta pena” comunicó un amigo del humorista a CiberCuba mediante conversación telefónica.

El niño de 13 años falleció de manera repentina a causa de un infarto cardíaco, aunque padecía problemas del corazón desde muy pequeño, pero no eran considerados como graves.

El velorio transcurrió en la funeraria de Calzada y K desde la tarde noche del lunes 24 hasta las primeras horas de ayer martes 25. El entierro tuvo lugar en horas de la mañana en el cementerio Colón de la Habana. Luego del entierro el humorista se retiró a su casa para pasar tiempo con su familia y declinó conceder entrevistas o recibir llamadas.

Limay Blanco tiene cinco hijos: cuatro varones y una niña. El hijo fallecido es el segundo del primer matrimonio. La madre del pequeño se encuentra desconsolada y Limay ha pasado gran parte del tiempo a su lado, pues aunque ya no están juntos mantienen una buena relación.

Los hijos son el mayor tesoro, son nuestra razón de vivir, nuestras sonrisas, alegrías y mucho más. Esta es una noticia bien dolorosa. Sé que no existe palabra de consuelo para ti en un trance tan difícil como lo es perder a un hijo. Estamos contigo Limay y con toda tu familia.

Hoy ese ángel que está en el cielo cuida de su familia y de todas aquellas personas que formaron parte de él. En paz descanses hermoso.