Nace en EEUU una bebé de cubanos que permanecieron en Centroamérica durante meses

sdrrtreytryty

Después de una odisea migratoria que inició en la Isla, y que transcurrió por Panamá, México y El Paso, la bebé Leixi Bárbara Llanes Benítez vio la primera luz en territorio estadounidense, después de que sus padres recibieron asilo político.

Alexei Llanes y su esposa Anay Benítez Hechevarría, decidieron iniciar su viaje rumbo a los Estados Unidos, incluso con la inminente llegada de su hija.

“Salimos el 24 de agosto del 2015 de Cuba”, dijo Llanes a El Diario de El Paso. Recordó los inconvenientes de un viaje que duró casi nueve meses, y que terminó en el mes de mayo del 2016, a sólo 13 días de que su esposa diera a luz.

“Tuvimos que sobreponernos a la incomodidad del viaje, tomar un camión en Panamá, ya cuando Anay tenía 7 meses de embarazo, y después el avión en la Ciudad de México, antes de llegar a Ciudad Juárez”, sostuvo Llanes, extrabajador de un banco estatal en la Isla.

La entrada del matrimonio a Estados Unidos se dio el 16 de mayo del 2016 por El Paso, y a pesar del avanzado estado del embarazo, su deseo fue el de continuar su camino rumbo a Wisconsin, donde familiares y amigos les tenían preparada una recepción.

“Apenas llegamos a Wisconsin y fuimos al hospital para prepararnos para el parto, Leixi Bárbara nació el 29 de mayo del 2016 en el Aurora Center, y ambas salieron muy bien, ambas tienen buena salud”, relató Llanes sobre la forma en que su hija se convirtió en ciudadana estadounidense por nacimiento.

“Hemos estado muy ocupados desde el nacimiento, hemos tenido que realizar muchos trámites, mucho papeleo, pero todos estamos ya bien, confiando en que nuestra hija tendrá un mejor futuro”, dijo Anay, quien realizó estudios de Lengua Inglesa.

Tanto Anay Benítez como Alexei Llanes son originarios de Camagüey, pero se dicen confiados en poder forjar un mejor futuro para la familia, ahora que tienen una nueva residencia, en un país donde se les ha alojado.

“El nacimiento de Lexei por supuesto que es una bendición, es algo muy bueno pues nos hace pensar en un futuro mejor para ella y para los demás miembros de la familia”, afirmó Llanes.

Esta familia es parte de las miles que han formado las estadísticas de la más reciente crisis migratoria cubana en Centroamérica, un éxodo que ha desbordado las fronteras de Costa Rica, Panamá y más recientemente Colombia. En este último país aguardan unos 100 cubanos a la espera de una posible deportación, pues las autoridades han negado un puente aéreo como lo establecieron países vecinos en su momento.

Fuente: Diario de Cuba





Add Comment