Pastor cubano varado en Panamá envía carta al presidente de México

Uno de nuestros seguidores que se encuentra varado en Paso Canoas, Panamá, el pastor Pavel Fernández Díaz le envía esta carta al presidente de México Enrique Peña Nieto, debido a la situación en la que se encuentran en Panamá.

A continuación, la carta abierta al presidente:

Chiriquí, Paso Canoas, Panamá. 17 de marzo de 2016

Excelentísimo Dr. Enrique Peña Nieto, Presidente de la República de México.
Señor Presidente:

Mi nombre es Pavel Fernández Díaz, soy un pastor cubano que se encuentra entre los cientos varados en Panamá. Mi esposa y yo salimos hace tres años de Cuba en viaje misionero y hoy nos encontramos dentro de este éxodo por Centroamérica.

México y Cuba, tienen una historia muy unida: gestas emancipadoras del mismo yugo colonial e idioma. Historias todas que se unen el 22 de enero de 1962 cuando con todo un continente en contra México no dio la espalda al cambio, sino que apostó por mantener relaciones con nuestro querido caimán dormido en medio de las hermosas aguas caribeñas, que por demás unen nuestras tierras para ofrecer al mundo los más bellos destinos turísticos. Han pasado cincuenta y cuatro años, pero el escenario es el mismo. Nuevos tiempos de cambio se aproximan, lo que parecía imposible ayer hoy es una realidad, y una vez más México ha estado en el centro del debate ayudando a salir de una de las peores crisis migratorias de los últimos años en Centroamérica.
Hoy, mientras me encuentro junto a cientos de hermanos varados en la frontera Tico – panameña, creo en esos hombres de intensiones buenas como usted. Hombres que no dan la espalda a los problemas, sino que los enfrentan con valentía, aunque todo esté en contra como hace cincuenta y cuatro años. Damos gracias a Dios por la puerta que usted abrió para que mil 301 cubanos pudieran salir de este país y llegar a su destino, pero esa cifra no ilustraba la realidad, más de dos centenas de cubanos no fueron incluidos en el convenio.

Por eso en esta misiva me dirijo y usted, Señor Presidente Enrique Peña Nieto, a nombre de los cientos de cubanos que permanecemos en este país. Como expresamos anteriormente a su homólogo Señor Juan Carlos Varela, en carta entregada a Monseñor José Luis Lacunza y firmada por 357 personas; conocemos que esta no es una intención política que pueda asumir sólo el gobierno panameño. Por eso, en este Año de la Misericordia, y a pocos días de conmemorar el acto de misericordia más grande que haya conocido la humanidad: El sacrificio de Cristo para sacarnos de las tinieblas a la luz; oramos para que ese mismo Dios que envió a su hijo al mundo a morir por nosotros ( por usted y los cientos de cubanos que permanecemos varados en Panamá), lo llene de misericordia para abrir nuevamente el Puente Aéreo Humanitario.

Sin más, deseando que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sobre abunde en su vida:

Pastor Pavel Fernández Díaz.





Add Comment