Peloteros cubanos confiesan haber pagado hasta $170 mil a traficantes y a Los Zetas

Los peloteros cubanos Jorge Padrón y Reinier Roibal declararon ayer ante un jurado federal en Miami, que pagaron decenas de miles de dólares a una red de contrabandistas para salir de Cuba y lograr ingresar a Estados Unidos. El dinero provenía de los bonos que los equipos de Grandes Ligas pagan a los agentes libres cuando firman un contrato. Los jugadores de béisbol relataron además la forma en que fueron sacados de Cuba en lanchas rápidas y llevados a Cancún, donde debieron esperar la documentación necesaria para declararse como agentes libres.

El testimonio forma parte de la estrategia de la fiscalía para demostrar que el agente Bartolo Hernández y del cazatalentos Julio Estrada, supervisaban la red de tráfico de personas. Los investigadores rastrearon el dinero pagado por los cubanos hasta el cartel de Los Zetas, organización criminal mexicana que se dedica al narcotráfico, pero también al tráfico de personas, al secuestro y la extorsión.

Roibal declaró que había pagado a los acusados unos 170.000 dólares, tomados del bono por firmar con los Gigantes de San Francisco. Por su parte Padrón entregó la suma de 140.000 dólares luego de llegar a un acuerdo con los Medias Rojas de Boston. El dinero no solamente era el pago por sacarlos de cuba, sino también por conseguirle los documentos de residencia de un tercer país, que son indispensables para firmar con un equipo de grandes Ligas.

Con información de Martí Noticias y América Tevé

Publicación redactada por Habana Linda