POR PRIMERA VEZ ANTE LAS CÁMARAS: Penélope, la hermosa hija de José Fernández (VIDEO)

Cuando el pasado mes de agosto el fallecido lanzador de los Marlins de Miami José Fernández, se sentó junto a su novia María Arias para saber si el hijo que esperaba sería niña o niño, no imaginaba lo que le deparaba el destino. El pelotero cortó una gran rebanada de pastel, revelando el color rosa, el bebé que venía en camino sería niña, lo sabía, lo sabía”, exclamaba loco de alegría.

“Estaba súper feliz de que fuera una niña. Él siempre quiso una niña y pensábamos que era una niña”, contó a Univision María Arias.

La esperada Penélope nació en febrero, sin embargo no pudo conocer a su padre, pues un desafortunado accidente marítimo el 25 de septiembre cortó su vida en su mejor momento, a punto de convertirse en papá y siendo considerado una estrella en Grandes Ligas.

Fernández añoraba ser un buen padre, algo que el pelotero nunca tuvo. “Creo que él esperaba ser todo lo que él nunca tuvo. Su mamá era su papá y él esperaba ser una buena figura paterna para su hija”. Explica su novia.

Ella lo recuerda como alguien cariñoso y protector. “Me escribía cartas, hermosas cartas, escritas en cursiva, con una caligrafía que me habría gustado tener. Era muy expresivo e intrépido cuando se trataba de sus emociones y eso me encantaba de él”.

María reveló detalles nunca contados sobre la noche en la que murió Fernández. Estuvieron juntos por última vez un rato en el American Social Bar en el Río Miami, quedaron en verse en la casa cuando el pelotero llevara el bote de vuelta a la marina.

“En mi mente, para cuando yo llegara a casa, él estaría allí también. Cuando vi que no estaba, empecé a preocuparme”. Esa noche le reveló un secreto, “me dijo que había hecho un guante de béisbol para jugar con Penélope”. Cuando no recibió noticias María comenzó a preocuparse y trató de comunicarse con la marina, el bar,  y el Servicio de Guardacostas. “José no ha llegado, salió en el bote. Estoy asustada”, le dijo a su cuñado.

A las seis de la mañana Amaury Hernández, padrastro de José la llamó, ella ya sabía que se trataban de malas noticias. Cuando le dijo que la policía había llamado a la casa lo supo, “caí al suelo y enseguida lo supe”, cuenta.

“Ahí murieron todos los sueños de estar juntos los tres. Solo el nacimiento de Penélope la alivia, María se prometió contarle a la pequeña todo respecto a su padre para que su memoria siga viva. “Lo único que puedo decirle y prometerle es que nunca dejaré que muera la memoria de su padre”.

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

Foto de Univision

FOTOS EXCLUSIVAS DE Univision Noticias

Con información de Univision Noticias