Revelan algunos de los cambios en la política de Donald Trump hacia Cuba

Cuando falta menos de un día para el anuncio del presidente norteamericano Donald Trump sobre la nueva política hacia Cuba ya se han disparado varios rumores sobre que cambiará con el anuncio.

Según reporta el Nuevo Herald las nuevas medidas incluirán restricciones hacia compañías estadounidenses que realicen negocios con empresas militares cubanas y un mayor control sobre las personas que viajen a la isla.

El blanco principal de la directiva será el Grupo de Administración Empresarial, S.A. (GAESA), un conjunto de empresas administradas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que controlan el 60% de la economía cubana.

“Eso es enorme, es prácticamente todo Esa es toda la industria del turismo”, dijo Mario Díaz-Balart al Nuevo Herald.

Las transacciones Las transacciones financieras con GAESA quedarán prohibidas, así como las transacciones con cualquiera de sus “filiales, subsidiarias o [compañías] sucesoras”.

En cuanto a los viajes de ciudadanos norteamericanos y residentes permanentes a la isla, los viajeros estarían sujetos a una auditoría por parte del Departamento del Tesoro, y deberán demostrar que encaja dentro de las categorías aprobadas. Además deberán mantener la documentación que pruebe su itinerario y sus interacciones con los cubanos, o podrían ser sancionados.

Los viajes educacionales o para el llamado contacto “pueblo a pueblo” volverán a requerir el patrocinio de una organización, que deberá organizar el itinerario y enviar a un representante con los viajeros.

Otro punto importante en el anuncio será el tema de los derechos Humanos en el país. Según el Nuevo Herald, en este aspecto la posición de Trump se acerca más a la línea dura de algunos republicanos cubanoamericanos que piden medidas fuertes.

El senador de la Florida, Marco Rubio, ayudó a elaborar los cambios propuestos por Trump, con el aporte del representante por Miami, Mario Díaz-Balart. “Si vamos a tener un mayor compromiso económico con Cuba, será con el pueblo cubano”, dijo Marcos Rubio.

Por su parte los expertos creen que las relaciones diplomáticas entre ambas naciones se mantendrán, así como los viajes familiares y las remesas. También se mantendrán los vuelos regulares y los cruceros a Cuba. En estos casos la orden ejecutiva firmada por Obama contempla excepciones para el pago de las tasas en aeropuertos y puertos, aunque estos estén controlados por fuerzas militares o de seguridad cubanas.

Tampoco se espera que se restituya la política de pies secos/pies mojados ni que se modifique el embargo económico. No se suspenderán las exportaciones estadounidenses permitidas por la ley de productos agrícolas, medicamentos y dispositivos médicos. Se mantendrá la Base Naval de Guantánamo y se buscará expandir  las telecomunicaciones y acceso a internet en la isla.

Con información de el Nuevo Herald