Yo amo a Cuba y a las Cubanas! (Historia)

afewr

Me encanta el campo cubano, las ciudades, los carros, la mulatas, las personas que son confianzudas, el deseo que tiene siempre todo el mundo de ser tu amigo, aunque a veces ni les caigas bien a la gente. Los chismoteo que se forman en las colas de los tramites largos como pedir permiso de salida. Me encanta lo picantico de las cubanas, que te miran con ojos picaros y se imaginan un millón de cosas en fracciones de segundos, y que por demás uno también se las imagina porque uno es cubanichi. Adoro el calor cuando me meto en el río, sudar cuando hago el amor, o el sexo con una cubana y cuando termino y ella termina, creernos que somos los mejores del mundo y que nosotros si que …

Extraño el olor a tierra mojada cuando llueve, el sonido de los pájaros en la mañana, cuando me despiertan entrelazados con los rallos de sol entrando por las rendijas de la ventana.

Adoro el hecho de que en Cuba el agua de la pluma nunca esta fría, porque siempre hay calor. Añoro sentarme a la sombra de un árbol y fumarme un tabaco Cohíba. Y hablar sobre muchos temas, que a veces los tenemos trillados, como son de política, de salir al extranjero, de vivir en Cuba un día, de comprar una casa en La Habana en Varadero o en Santa Clara. Y hablar de mis viajes al extranjero, contar cosas que vi aquí o allá, y que mi gente linda y sana que aun no ha salido, me digan verdad, verdad.

Extraño la pachanga, el vacilon, el coje el carro y un varito y vamos pa donde sea, el lío es gozar y vacilar, si no estoy en Cuba eso no es lo mismo ni se escribe igual, y creo que nunca sera lo mismo.

Adoro ir a Santa Clara en la noche a cenar, el parque vidal, lleno de nenas lindas por doquier, la comida que no es la mejor, pero para mi en ese momento es lo mejor del mundo. La gente tranquila caminando por las calles, lo boteros de taxi en las esquinas locos porque uno los rente. Y las personas alli, todos disfrutando, mirando hablando, escuchando y dejándose llevar por la brisa del parque, mezclada con las luces que hacen del parque un lugar mas que recurrente.

Cuando voy a Varadero, y me quedo unos días en una casa chiquita de alquiler, me siento como si fuera al mejor lugar de este mundo, porque allí es donde mejor yo paso unos días de vacaciones. Y cuando llega el momento de irse, solo pienso en el mes y día aproximado de cuando voy a regresar para pasar unos días.

A Cuba la extraño toda, y a la gente de Cuba, los confianzudos, los envidiosos, los honorables, y la sobre todo las niñas lindas las extraño mas.

Add Comment