Afirman que cubanos cruzan el río Bravo para entrar “mojados” a Estados Unidos

Irina Feijóo y su esposo, Adalberto Agramonte, recorrieron miles de kilómetros para llegar a Estados Unidos. Irina espera que su esposo sea liberado de un centro de detención en Texas.
6
Irina Feijóo y su esposo, Adalberto Agramonte, recorrieron miles de kilómetros para llegar a Estados Unidos. Irina espera que su esposo sea liberado de un centro de detención en Texas.

Los cubanos que se encuentran varados en México buscan cualquier alternativa para poder entrar a los Estados Unidos y cruzar el peligroso Río Bravo pudiera ser una de ellas.

Niuvis Ramos, una migrante que se encuentra detenida hace semanas en el Centro T. Don Hutto en Taylor, Texas, dijo al Nuevo Herald que alrededor de 40 compatriotas que estaban junto decidieron cruzar el río para intentar entrar a territorio norteamericano.

La Policía de Inmigración y Aduanas no quiso ofrecer comentarios al respecto y delegó la responsabilidad en la Patrulla Fronteriza. Este cuerpo negó tener información sobre cubanos que fueron detenidos intentando acceder a estados Unidos por la vía del Río Bravo. Sin embargo Niuvis quien acaba de recibir su parole porque su petición de asilo fue aprobada por un juez declaró que los supuestos “mojados cubanos” si cruzaron y realizaron una petición de asilo. “Algunas de ellas al ser detenidas por la patrulla fronteriza demostraron miedo creíble a regresar a Cuba. Ahora esperan defender su caso ante un juez en Estados Unidos”.

Con la eliminación de la política de pies secos/pies mojados, se puso fin a la entrada de migrantes cubanos que llegaban a Estados Unidos de forma ilegal. Cientos de personas han quedado varadas en México viendo como cada día se consumen los pocos recursos que les quedan.

El Río Bravo es uno de los principales puntos que utilizan los mexicanos y miles de migrantes provenientes de centroamericana para entrar a territorio norteamericanos. Es un lugar muy peligroso debido a la fuerza de sus corrientes y donde cada año mueren cientos de personas intentando cruzar.

Con información de El Nuevo Herald

You might also like