Conmovedora carta de una cubana a su padre en Costa Rica

0 7

dftsdrtes

Esta cubana quien se encuentra desesperada ya que su padre se encuentra entre los miles de cubanos varados en la frontera de Costa Rica, le escribió esta conmovedora carta a todos aquellos cubanos varados en la frontera y en especial a su padre.

Es más de medio día y aún no he desayunado. Me levante esta mañana con un mensaje que decía, textual:

“Rebeca, tu papa está en Costa Rica”

“Mi papa no traicionó a la Revolución. La Revolución lo traicionó a él”

No habían querido decirme nada todo este tiempo. Hoy lo he descubierto.
Imagino que todos los cubanos en el mundo entendemos lo que significa. Mi papá no está precisamente de vacaciones. Todos hemos estado atentos a las noticias. Las tristes imágenes que se filtran día a día y los videos que muestran el desespero y la tristeza de tantos seres humanos que esperan en condiciones inhumanas, que alguien decida qué hacer con ellos! Que persona en el mundo puede sentirse a sí misma con la capacidad de decidir en contra por el futuro de miles de hombres? Como es posible que alguien pueda cerrar sus puertas a la libertad?

En estos días he escuchado a muchas personas hablando de esos cubanos. Hay gente que dice que son chusma, hay quienes dicen que son valientes, hay quien dice que carecen de educación, otros que están locos… Muchos opinan…

Déjenme contarles quien es mi papa.
Mi papa es físico, graduado en física y profesor de millones de estudiantes que han pasado por sus aulas. Tal vez alguien que lea esto haya sido alumno de él y ni siquiera lo sepa. Mi papá siempre tenía una explicación para los fenómenos de la naturaleza. Como físico que es, siempre ha sido inteligente.

Mi papá es un tipo que creyó con los ojos cerrados en el comunismo! Que desfiló en todos los primeros de mayo y que alzo su voz y su bandera para defender las ideas de Fidel. Es un tipo que alzó su voz contra mí cuando yo mostraba ideas diferentes. Es alguien que trato de convencerme a su ideología, pero no le dio resultado.

Mi papó no traicionó a la Revolución. La Revolución lo traicionó a el! Como nos traicionó de algún modo a todos los que nos fuimos.

El proceso de verle cambiar ha sido muy largo. Mi papá es uno de esos que se levantó una mañana y se dió cuenta de que estuvo equivocado. Que cuba era un matrimonio roto. Que necesitaba una separación. Y todas las separaciones duelen. Haber amado a alguien y dejarla ir es doloroso, pero muchas veces no queda otra salida. Su novia Cuba lo había utilizado, lo había maltratado, lo había hecho cambiar… Y mi papá no carece de educación. No carece de ideas propias, no es un analfabeto, no es un chusma de barrio barato. Mi papá es un físico y en Estados Unidos un físico tendría un alto nivel de vida y seria respetado por todos.

Lo más doloroso es que él no está viniendo aquí para ser físico, ni para ganar millones, ni para viajar al cosmos. Aquí mi papá con sus 46 años cuando llegue será barrendero, trabajará en un restaurante, limpiará los baños de un hotel, pero será libre y eso es lo que viene buscando. Hará todos los trabajos que hacen los hombres de bien, pero que vinieron tarde al capitalismo y no pudieron estudiar aquí, y su título aquí no vale nada. Mi papá será el barrendero más inteligente… Y todos los que pasen por su lado pensarán que es un analfabeto.
Esos que piensas que los que trabajan duro no fueron a la escuela no saben nada de migración. Los que piensas que los que limpian nuestra mierda valen menos que nosotros no saben nada de migración. Cuando se van en grupos los profesionales de un país, dispuestos a ser barrenderos en tierra ajena, ese país debería estudiarse a sí mismo. Esos líderes deberían avergonzarse de su trabajo.

Yo creo q esos cubanos son los primeros que en muchos años sin conocerse si quiera, se han unido en una misma causa. Son valientes y se han unido y unidos han logrado sobrevivir.

Yo no tengo derecho a hablar de valentía. Yo me fui sin hacer nada. Como mismo se fueron todos. Porque los cubanos andamos haciendo revolución en el mundo. Somos valientes y nos quejamos de todo. Llegamos a un país y queremos cambiar las leyes. No dejamos que nadie nos ofenda. Pero llevamos 60 años de cobardía y dictadura y nadie dijo nada! Nadie se levantó de su silla a hacer revolución. Nadie defendió a Cuba. Nos hicieron creer que teníamos que defenderla del enemigo. Cuando el enemigo éramos nosotros mismos.

Pido a Dios y a todos mis santos que alumbren la mente de los que deciden el proceso por lo que están pasando esos cubanos. Esos humanos que bien podríamos haber sido cualquiera de nosotros. Pido a los mortales igual que yo. Los que tienen el mismo corazón y los mismos órganos que tengan paciencia con ellos y decidan con buenas intenciones. Esos cubanos han tomado decisiones desde el desespero. Con la soga al cuello han tenido que abandonarlo todo y eso es lo más difícil que hay en la vida. Yo también tuve que decir adiós a mi cuadra, a mis amigos, a mi tierra, y no hay un solo día que no me duela. El proceso de dejarlo todo es doloroso, no les hagamos más doloroso el proceso de conseguir su meta.

La geografía nos ha traicionado a muchos, nadie escoge donde nace. Pero nosotros los hombres si somos afortunados, escogemos donde ir.

Mi papá está en Costa Rica y es un hombre bueno. Pero sobre todas las cosas es un hombre. Es humano. Y los seres humanos no deberíamos cerrarle las puertas a la humanidad.

Ellos se merecen una oportunidad!

Tengo fe.

Es mediodía y aún no he desayunado porque me duele partir un huevo a la mitad y pensar en quienes no lo tienen. Hoy por primera vez en la vida, el dolor y el hambre tocan a mi puerta. Me toca cerca. Ya no es el hambre del mundo. Ya no es la distante hambre en África. Ahora es mi papa con hambre de Libertad. !

Rebeca Proenza.

You might also like