Cuatro Caminos, un mercado popular extinto

20

Para diciembre del 2019 los habaneros verán desaparecer uno de los lugares más emblemáticos de la capital, el popular mercado de Cuatro Caminos, así dio a conocer el Diario Cubanet.

El edificio que fue inaugurado en 1920 y está lleno de significados históricos y culturales pasará a ser un lujoso centro comercial. La medida forma parte de una estrategia del gobierno cubano, que pretende poner en práctica un plan de obras públicas para remodelar la capital.

El mercado de Cuatro Caminos está ubicado en una de las zonas más pobres de La Habana y es conocido por ser el centro del comercio de artículos religiosos de la religión afrocubana. El centro comercial que se prevé construir estará administrado por el grupo CIMEX.

Según los planes será un complejo de tiendas dividido en dos áreas, en los pisos superiores se establecerá una galería comercial con tiendas de venta de ropa, zapatos perfumería y bisutería.

La mayoría de los locales serán de marcas reconocidas como Adidas, Puma o Giorgio. Por su parte en los pisos inferiores se mantendrá la venta de mercancías tradicionales que identifican al mercado. Aunque no se contempla que regresen al lugar los puestos de venta de flores, artículos de religión ni los productos agropecuarios.

Guillermo González, funcionario del grupo ECUSE, principal contratista de la obra aseguró a Cubanet que la rehabilitación del inmueble marcha según lo previsto, aunque algunos problemas de infraestructura demoran los trabajos.

“Estamos trabajando en las redes de alcantarillado y de abasto de agua al edificio, severamente deterioradas. También en el sistema de suministro eléctrico a la instalación. (…) Se tenía una idea de lo que encontraríamos, pero es prácticamente hacerlo todo de cero. Nos hemos encontrado con un edificio que en cualquier otra ciudad del mundo hubiese tenido que ser demolido por el grado de deterioro. (…) Hay que sustituir todas las vigas de acero de los techos, recuperar parte de los cimientos que ya muestran señales del paso del tiempo. (…) No será una obra fácil, sobre todo por la cantidad de recursos que demandará, la mayoría adquiridos en el extranjero”, afirma González.

Con información de Cubanet.

You might also like