Empresario cubanoamericano fue asesinado en Bahamas

0 3.072

Alain Pérez, un empresario cubanoamericano de 47 años fue asesinado a tiros en Bimini, una tranquila isla ubicado en Bahamas en la que la víctima tenía varios negocios, informó Telemundo 51.

Dayneris Sánchez, novia de Alain contó que el hombre la llamó por Facetime durante la madrugada del domingo, ella pensaba que quería hablarle, pero cuando tomó la llamada lo vio lleno de sangre y con varios disparos.

Pérez le pidió a su novia que llamara a las autoridades del lugar, estuvo hablando con ella durante un tiempo, pero al final falleció tres horas después en una clínica producto de las múltiples heridas de bala que recibió y también porque la ayuda no llegó a tiempo.

“Me llama en Facetime y cuando tomo la llamada él estaba tirado en el suelo, ya lleno de sangre. Yo no sabía que había pasado y él me dice que pida ayuda. Estuvo todo el tiempo hablando, todo el tiempo luchando hasta las 4:36 de la mañana. Me gustaría saber por qué las autoridades de Las Bahamas pusieron tantos impedimentos para que pudieran trasladar a Alain a Estados Unidos donde lo hubiéramos podido salvar”, declaró.

De acuerdo con la policía de Bahamas, el cubanoamericano poseía un bar restaurante llamado “Big Joe” que atendía él mismo y operaba un complejo de apartamentos ubicado en la isla.

Además, revelaron que el crimen tuvo lugar alrededor de la una de la madrugada del domingo en su propia casa, aunque no se conoce la identidad del asesino ni los motivos que lo llevaron a cometer este crimen.

“La policía aquí en la isla ha comenzado una investigación para determinar cuál fue el motivo del incidente. Alguien vino, tocó a su puerta, él abrió y fue confrontado por un hombre armado a quien probablemente no conocía. El sujeto le disparó y lo hirió varias veces”, explicó Henry Rolle, superintendente del Departamento de Policía de Bahamas.

Para los conocidos de Alain esta es una trágica noticia porque se trataba de una persona que siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás y que no tenía ni enemigos ni conflictos con nadie.

“Era una persona de trabajo, de cinco de la mañana a dos de la mañana, todos los días. Un hombre especial”, expresó Alberto, quien conocía a la víctima hacía diez años.

Los familiares de Alain se encuentran devastados, ya que dejó huérfanos a tres hijos y han pedido a las autoridades de Estados Unidos que intervengan en la investigación para que el culpable sea llevado ante la justicia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.