Encuentran sin vida a la joven residente en Miami que estaba desaparecida en Costa Rica

0 3.149

Carla Stefaniak, la joven venezolana residente en Miami y que fue reportada como desaparecida en Costa Rica, fue encontrada sin vida afuera del apartamento donde se alojaba, informaron varios medios de comunicación.

“Durante una investigación realizada en San Antonio de Escazú, en una zona boscosa y como consecuencia de ese rastreo logramos localizar el cuerpo de una mujer en estado de descomposición”, declaró durante una conferencia de prensa Walter Espinoza, portavoz del gobierno de Costa Rica.

Según explicó el funcionario, el cuerpo de Stefaniak de 36 años estaba envuelto en una bolsa de plástico y enterrado cerca de la propiedad en la que se estaba alojando la víctima durante su visita al país.

Luego de que el cuerpo fuera llevado a la morgue para realizarle la autopsia, el hermano de la víctima viajó inmediatamente a Costa Rica y confirmó que efectivamente se trataba del cadáver de Stefaniak.

Las autoridades del país centroamericano detuvieron a Bismarck Espinoza Martínez, un ciudadano nicaragüense de 32 años que por el momento es el principal sospechoso del crimen y trabajaba como guardia de seguridad en la propiedad que Carla se alojaba.

La joven había viajado a Costa Rica junto a su cuñada April Antonieta para celebrar su cumpleaños, pero esta regresó antes a territorio norteamericano y luego perdió todo contacto con Carla, quien debía haber regresado al país el pasado miércoles, pero nunca llegó al aeropuerto a abordar el vuelo.

En la denuncia que Antonieta hizo a la policía declaró que Carla la había acompañado al aeropuerto y que después había regresado en un Uber, además, reveló que se estaba quedando en una casa ubicada en Escazú, San José que había rentado a través de la aplicación Airbnb.

“Desearía nunca haber tenido que escribir esto, pero Carla Stefaniak desapareció en Costa Rica. Tomó un Uber alrededor de la 1:00 p.m. desde Thrifty Car Rental hasta su Airbnb. Seguidamente el conductor de Uber la esperó durante aproximadamente 50 minutos antes de llevarla de gira por San José. Ella regresó a su Airbnb entre las 4 y 5 p.m. La última vez que supimos de ella fue el 27 de noviembre alrededor de las 8 pm cuando dijo que estaba lloviendo fuertemente y que se fue la electricidad”, escribió.

Los familiares y amigos de Carla habían creado una cuenta en Gofundme con el objetivo de recaudar fondos para viajar al país y encontrarla, ahora utilizarán ese dinero para repatriar el cuerpo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.