¿Es ilegal hacer publicad callejera en Cuba?

0 6

luj,n.k

Una alternativa del gobierno cubano fue la de crear las licencias para cuenta propia. Esto creó un revuelo en la sociedad cubana, donde infinitas personas querían obtener su licencia para amparar su pequeño, mediano o grande negocio.

Rápidamente se inicia el proceso de confección de licencias; ocasionando gandes aglomeraciones de personas en los centros de expedición de las mismas. Las personas interesadas en legalizar su negocio dormían a las afueras de las instalaciones designadas para tal propósito.

Al pasar los días sea hacía más efectivo este firme propósito de la Revolución Cubana, la que tenía como objetivo brindar una nueva modalidad de oferta de trabajo a aquellas personas que no tenían un vínculo laboral; y otras que se les cancelaba su contrato de trabajo en empresas y entidades del gobierno. Todo ello estuvo dado por la política de reducción de plantillas laborales, acción que marcó un descontento en el sector estatal.

Muchos cuenta propistas han formado fila para hacer devoluciones del supuesto carné plástico que solo portaba el nombre y el número de licencia que los identificaba formalmente ante las entidades correspondiente, el control de impuestos y pagos de aranceles; así como inspecciones rutinarias.

Disímiles eran las personas que soñaban con hacer crecer su negocio. Para ello publicaban sus negocios en internet, los corrían a toda voz por los barrios y por si fuera poco imprimían hasta papelitos que eran repartidos por toda la capital.

Por motivos ajenos a la realidad, hoy es imposible seguir haciendo publicidad de esta manera, el Gobierno Cubano censura a todos aquellos que actúan de esta forma. Manifiestan las autoridades que esto es una forma ilegal de promocionar los servicios en Cuba. Solamente está permitido que un negocio propio sea visible desde el cartel o pancarta que lo identifica. De otro modo todo lo que se haga es de forma ilegal.

Con estas acciones podemos visualizar que las políticas adoptadas por el Gobierno Socialista no están a acorde al sistema moderno que emplean otros países y regiones del mundo.

Debemos estar bien claros que la publicidad es algo abierto, que va desde un ínfimo cartel, una publicación en redes sociales, páginas de internet y hasta una voz que notifica de algo novedoso del que se quiere todos sean partícipes.

Sin duda alguna estas represalias agobian a los cubanos que quieren abrirse camino en el mercado nacional. Se debe hacer una revisión profunda por parte del gobierno y las autoridades y tomar medida para erradicar este problema que hoy aqueja la sociedad cubana. Si se logra un sistema de publicidad abierto y sin restrictivas todos en Cuba podrán ganar mucho más de lo que hoy. De lo contrario ese bonito sistema de beneficio a personas que no contaban con un puesto de trabajo se vendría abajo y no sería nada prudente para la situación en que hoy se encuentra la Isla Verde.

You might also like