Expresa política cubana está a punto de perder su casa en Miami y piden ayuda (VIDEO)

0 1.660

Ana Rodríguez, una cubana que estuvo 19 años presa en cárceles de la isla, se encuentra a punto de perder su casa ubicada en La Pequeña Habana porque no puede continuar pagando la vivienda.

Rodríguez quien estuvo presa en Cuba desde 1961 hasta 1980, llegó ese mismo año a Estados Unidos y quince años después adquirió esa casa ubicada en la 13 11 del suroeste y la 40 avenida, pero denuncia que el contrato que firmó con el banco Country White estaba lleno de irregularidades.

La señora adquirió la vivienda gracias una amiga con la que vivía que se ganó cien mil dólares en un casino, pero esta se enfermó de cáncer, regaló la mayor parte del dinero y le dejó a Ana una propiedad endeudada.

“Le refuté al bróker, le dije mira yo no puedo firmar esto porque es un fraude, yo no puedo pagar esto y me dijo, no te preocupes, esto se soluciona. Yo la compré en 168 mil dólares, en estos momentos lo que el banco quiere son casi 800 mil dólares. Yo nunca voy a poder pagar eso”, declaró.

Ahora la cubana está intentando que el banco no le quite su casa porque tendría que vivir en su propio auto, ya que no cuenta con los recursos suficientes para pagar una renta debido a los altos precios que tienen en la actualidad.

Rodríguez ha intentado aplicar a diversos planes de ayuda gubernamentales, pero se ha encontrado con que no puede recibir ninguno de estos beneficios porque trabajó durante un tiempo como asistente de enfermería y obtuvo ingresos.

“Si aplicas para una vivienda de bajos recursos porque tengo cierta cantidad de ganancias y eso no te permite aplicar. Si tratas de aplicar para una renta no te alcanza. Lo único que puedo hacer es vivir en el carro, no puedo hacer más nada”, explicó.

Desde 2008 Ana ha tenido alrededor de seis abogados y ninguno le ha dado una solución a su problema, más bien se han limitado a pedirle dinero para trámites que al final no han dado ningún resultado.

“Apliqué a Bancarrota 11, a Bancarrota 13, estuve largo tiempo pagando Bancarrota 13 y en un momento determinado la abogada me dice no pagues más porque me equivoqué. Mándame mil dólares más para el capítulo 11”, contó.

La única esperanza de Ana es Ed Goldgarb un realtor que conoció hace ocho meses cuando buscaba un comprador para la casa de la cubana que está embargada por Bank NYC Mellon.

Goldgarb quedó muy impresionado con la historia de Ana y decidió hacer algo para ayudarla a mantener su casa, así que creo una cuenta en la plataforma Gofundme para recaudar fondos y comprarle la hipoteca al banco.

Leave A Reply

Your email address will not be published.