Expulsado de la universidad por negarse a lamentar muerte de Fidel Castro

9
David Mauri Cardoso (Foto: Alejandro Tur)

Parece que al gobierno cubano no le gusta que las personas tengan sus propios criterios sobre temas políticos y mucho menos que tengan una visión diferente de los líderes de la Revolución. A David Mauri Cardoso, joven cristiano de 22 años, esto le costó ser expulsado de la Universidad Carlos Rafael Rodríguez de Cienfuegos, donde cursaba el primer año de la carrera de Derecho. El hecho tuvo lugar a raíz de una prueba donde el alumno debía explicar sus sentimientos cuando vio pasar la caravana que llevaba los restos de Fidel Castro, pero la respuesta no gustó nada a los examinadores.

En entrevista con el programa Cuba al Día, de Radio Martí, Carlos Rafael narró el proceso que se estableció en su contra. “En una de las preguntas debían (los estudiantes) decir qué habían sentido al rendirle homenaje a las cenizas históricas del comandante de la revolución cubana. Lo primero que hice fue aclarar mi posición (…) No estuve allí, ni estuve en los velorios que se hicieron en todas las ciudades importantes de la isla, les expliqué que no le había rendido homenaje”. “Para tratar de ajustarme al cuerpo de la pregunta sí expresé qué había significado para mí esa figura y fui puntual en algunos hechos que son imponderables desde mi punto de vista y traté por supuesto de no ofender a nadie, simplemente les di mi opinión”, comentó. “Hablé sobre todo de la miseria, hablé de la injusticia, hablé de la destrucción de los fundamentos de la sociedad, hablé de la destrucción de la familia, de la unidad de la familia, utilicé el adjetivo dictador para referirme a él”.

Una llamada a su casa lo alertó que su acto tendría consecuencias graves. “Me informaron que se había abierto una comisión disciplinaria contra mí, me citaron a la Universidad. Una profesora de la carrera me explicó la denuncia que había recibido en mi contra, que realmente no provenía de la universidad sino de un cuerpo de profesores que son adjuntos a la universidad pero que no trabajan directamente ahí”. La denuncia fue llevada a cabo por una profesora que se desempeña como metodóloga provincial de la asignatura de Español en Cienfuegos. A partir de ese momento todo sucedió muy rápido.

El fallo del rector de la Universidad fue la expulsión del sistema educativo, aunque Carlos Rafael cuenta con ocho días para apelar la medida, ha decidido no hacerlo. “Probablemente lo volvería a hacer (…) teniendo en cuenta lo poco transparente y lo injusto de todo este proceso, incluso lo injusto de traer una pregunta política al examen de español que nada tiene que ver con eso, pues veo que realmente no vale la pena salir adelante humillándose. De esa manera no”.

Con información de Martí Noticias y CubaNet

Publicación redactada por Habana Linda

You might also like