Joven cubana denuncia acoso sexual en La Habana

0 3.721

Yamila Marrero Montero, una joven artista cubana residente en La Habana, denunció a través de las redes sociales que fue acosada sexualmente el pasado sábado cuando regresaba a su casa luego de disfrutar de una función humorística en el Teatro Mella y de compartir un rato con algunos amigos.

“Regresaba a casa luego de asistir a la presentación de mis amigos del grupo humorístico Etcétera en el teatro Mella. Luego de la función, nos quedamos un rato entre cervezas y otros tragos, conversando de mil temas. Me despedí en 25 y G de mis amigos. No creí necesario irme para su casa o que ellos me acompañaran hasta la mía, a solo unas cuadras. Por aquel instinto de conservación que la vida me ha impregnado, opté por bajar hasta 23 y no caminar por 25 un poco más solitaria y menos iluminada. ¿Qué podría pasarme al caminar por todo 23 y bajar la Rampa? A penas era la medianoche y esto es Cuba y el Vedado –me dije para mis adentros. Pero, al pasar frente al cine Riviera, unos chicos decidieron hacerme cambiar de opinión”, contó.

Según su testimonio, al principio los jóvenes se limitaron a decirle algunas frases de mal gusto, sin embargo, cuando decidió apurarse para evitar echar a perder su noche, vio que corrían detrás de ella y se asustó.

“Los escuché caminar a tropel, cada vez más rápido. Me sentí como una presa perseguida por una manada de hienas. Los escuché correr detrás de mí y presentí hasta la zona en la que sus manos querían dejar huella sobre mi cuerpo. No aguanté más, me volteé hacia atrás y me abalancé sobre ellos gritándoles: Y ahora qué van a hacer. Ninguno de los cuatro podía imaginar que yo iba a reaccionar de esa forma”, recordó.

Este cambio de actitud hizo que sus perseguidores se pararan en seco y que trataran de disculparse, argumentando que habían tomado de más y que celebraban el cumpleaños de uno de ellos, no obstante, otros querían seguir acosándola.

Pero la noche no acabó ahí, cuando Yamila caminaba por la esquina de 23 y L con el deseo de llegar a su casa y olvidarse de todo, dos jóvenes trataron de sujetarla del brazo para llevarla a algún sitio.

“Justo en la esquina de 23 y L, estaban otros dos chicos que se decían el uno al otro: A quién raptamos. Mira, raptemos a esta. Mientras el otro intentaba alarme del brazo, al tiempo que yo lo empujaba y gritaba como loca frente al Habana Libre estúpidos, imbéciles, come…”, dijo.

Afortunadamente, logró escapar ilesa de estos dos perseguidores, pero frente a La Zorra y El Cuervo, otros dos jóvenes trataron de detenerla para seguir acosándola, aunque Yamila los eludió también.

La joven se quejó de que las mujeres ya no puedan caminar solas por cualquier lugar de la isla sin temor a ser acosadas y sobre todo pidió a las autoridades que establezcan leyes que las protejan.

Leave A Reply

Your email address will not be published.