Jurado federal de Miami halla culpable a conocido rapero cubano

1

Al cubano Harrison García su jactancia y su exhibicionista estilo de vida podrían jugarle una mala pasada y mandarlo a la cárcel.

Más conocido en Instagram como Cuban Harry o “el jefe ejecutivo del Purple Drank”, fue hallado culpable de cinco delitos graves por parte de un jurado de Miami.

Harrison García, de 27 años de edad, fue acusado de vender marihuana, Xanax y el potente brebaje conocido como “lean” (desgrasado), “drank” y “sizzurp”, además de tenencia de armas de fuego y otras actividades relacionadas con el narcotráfico. Se prevé que la sentencia final sea dictada el día 3 de junio.

García formaba parte de un grupo de asociados con la escena del hip-hop internacional, y dio viajes en avión con célebres estrellas, conducía autos exóticos y le encantaba posar con montañas de dinero en fotos que luego se colgaban en las redes sociales.

En sus redes comentaba que compartía con los raperos Lil Wayne y Chris Brown. Una de sus fotografías más famosa es en la que aparece portando un fusil automático en actitud agresiva.

Harrison fue acusado también de relacionarse con pandillas, robo en gran cuantía y tráfico de medicamentos ilegales. Durante cuatro días la fiscalía presentó evidencias de que vendió drogas a Lil Wayne y recibió 15 mil dólares del cantante Chris Brown por el mismo motivo.

El cubano se defendió alegando que las fotos que se tomó con las armas ilegales solamente fueron para conseguir una apariencia de tipo duro, pero el jurado desestimó sus palabras.

“Mi cliente no es más que un tonto de 27 años que ha cometido grandes estupideces y que se vio atrapado en el mundo del rap de las drogas y el glamour. Habla mucho y pretende ser algo que no es”, le dijo al juez Gustavo Lage el abogado defensor de Harrison.

Con información de El Nuevo Herald

You might also like