Legendario lanzador cubano de los Marlins se declara en bancarrota

40

Liván Hernández, uno de los más destacados lanzadores cubanos que se han desempeñado en Grandes Ligas se declaró en bancarrota en el sur de la Florida.

Documentos de la corte consultados por el Miami Herald indican que el expelotero debe un millón de dólares a compañías de tarjetas de crédito como Capital One, Chase y Bank of America. Hernández, quien se estima ganó más de 53 millones en sus 15 años de carrera, tiene deudas atrasadas con el Servicio de Impuestos Internos (IRS) y una batalla legal en Miami por retrasos en los pagos de manutención de su hija de 14 años.

El cubano de 42 años, le debe también 220 mil dólares al empresario Germán Carreño Rodríguez por un préstamo otorgado en el 2013. Por este caso, un juez emitió en mayo una orden de arresto contra Hernández por no presentarse a la corte. El exlanzador de los Marlins de Miami introdujo su solicitud de bancarrota bajo el Capítulo 13 el viernes 30 de junio en una corte federal de Fort Lauderdale. El documento presentado estima que el valor actual de sus activos es menor a 50 mil dólares.

Liván Hernández, salió de Cuba en 1995 y es hermano de Orlando “El Duque” Hernández, otro lanzador con una exitosa carrera en Grandes Ligas. En su primer año como profesional Liván ayudó a los Marlins a ganar la Serie Mundial de 1997, en la que fue nombrado Jugador Más Valioso. El cubano jugó con los Marlins hasta 1999 cuando fue cambiado a los Gigantes de San Francisco. También formó parte de los Expos de Montreal, Arizona Diamindbacks, Minnesota Twins, Colorado Rockies, New York Mets, Houston Astros, Atlanta Braves y Milwaukee Brewers.

Esta no es la primera vez que Hernández enfrenta problemas financieros. En el 2013, se conoció que el lanzador cubano estaba subastando su anillo de la Serie Mundial y su trofeo del Jugador Más Valioso, ambos obtenidos en 1997.

Con información de El Nuevo Herald

You might also like