Madres cubanas temen ser separadas de sus hijos si intentan cruzar a Estados Unidos y pedir asilo (VIDEO)

3

En el estado mexicano de Nuevo Laredo, situado en la frontera con Texas hay más de mil cubanos varados, a la espera de poder entrar a los Estados Unidos. Muchas son madres con hijos y algunos son bebés de brazos. No pocas tienen la intención de cruzar el puente y pedir asilo, pero no lo hacen por el temor de perder a sus hijos al ser detenidas en territorio norteamericano.

La abogada especializada en temas migratorios Giselle Ybarra, explica que en el caso de las personas que solicitan asilo y tienen hijos son llevadas a centros de detención familiar a la espera de comparecer ante el juez.

En el caso de ganar el juicio no hay problemas pues se les concede el asilo a la madre y al hijo. “Muchas personas pasan hasta siete meses en los centros de detención, porque el proceso es lento”.

Es necesario aclarar que en estos centros se aplica un régimen de internamiento, las personas tienen que cumplir las normas como si fuera una prisión.

En última instancia son los agentes de migración los que deciden quienes van o no a un centro de migración familiar. En el estado de Texas existen tres centros de este tipo, adonde llevan a los migrantes que intentan entrar al país de manera ilegal con sus familiares.

La abogada Claudia Cañizares, explica que en la mayoría de los casos las autoridades tratan de mantener juntos a los núcleos familiares y los ubican en la misma instalación.  Sin embargo, aunque es un atenuante, nada les asegura a una madre y a su hijo que recibirán el parole.

Mientras tanto muchas de las madres cubanas que llevan ya más de tres meses en México se encuentran en la encrucijada de si arriesgarse a cruzar o esperar por un milagro que cada día parece más lejano.

Con información de Martí Noticias

You might also like