Muere un estudiante keniano en Cuba

0 3.563

Un médico keniano que estudiaba en Cuba falleció el pasado 17 de marzo en La Habana bajo extrañas circunstancias.

Hamisi Ali Juma, de 30 años, era originario de Mombasa, en Kenia, cursaba estudios de Medicina General integral en La Habana, estaba casado con la doctora Zeyana Rasul y tenía planeado un viaje a su país natal para conocer a su hijo de ocho meses.

El Ministerio de Salud de Kenia informó que la embajada de ese país en Cuba está colaborando con la policía de la isla para determinar exactamente que le sucedió a Hamisi y aclarar las circunstancias que rodean su fallecimiento.

Además, envió las condolencias a los familiares de Hamisi en este momento tan doloroso, pidió a todos sus compañeros que respetaran el duelo y que se abstuvieran de realizar publicaciones en las redes sociales que puedan herir susceptibilidades.

“Extendemos nuestras más profundas condolencias a la familia del fallecido y garantizamos que ya existen planes para transportar el cuerpo de regreso a Kenia en el menor tiempo posible. Nuestra embajada en La Habana está trabajando estrechamente con las autoridades cubanas en el manejo de este caso. Mientras esperamos el informe completo de la Policía sobre el caso, instamos y solicitamos a sus compañeros kenianos, especialmente a sus compañeros estudiantes en Cuba, que sean sensibles con la familia en duelo y se abstengan de discutir el caso en los medios sociales o regulares”, dice el comunicado.

Tanto su esposa como sus amigos, familiares y colegas están totalmente desolados con esta noticia y tienen muchas preguntas, pues no entienden qué pudo haberle a sucedido a Hamisi, al que recuerdan como una persona alegre.

Hace un tiempo los 50 kenianos que se encuentran estudiando en Cuba denunciaron que su situación en Cuba es complicada porque enfrentan muchos problemas con el pago del estipendio que les prometieron y por las condiciones de su lugar de alojamiento.

El pasado mes de enero el grupo exigió que les entregaran todo el estipendio prometido, pues cobraban 350 dólares, cuando en realidad les había prometido 1400, además, los pagos los hacían con mucha demora.

Al parecer las autoridades cubanas llegaron a un acuerdo con Kenia donde se comprometían a hacerse cargo de la alimentación y el alojamiento de los estudiantes a cambio del 75% del estipendio, pero las condiciones en las que vivían los kenianos eran pésimas.

Por eso enviaron un comunicado a su gobierno donde le pedían que les entregaran la suma total y que ellos se encargarían de buscarse su propio alojamiento y costear su alimentación o de lo contrario abandonarían el programa.

Leave A Reply

Your email address will not be published.