Nace la primera bebé tras un trasplante de útero de una donante muerta

0 458

Una mujer de 33 años que no tenía útero a causa de una malformación congénita logró su sueño de convertirse en madre y tuvo una niña sana gracias a un trasplante nada menos que de una donante muerta, informaron varios medios de comunicación.

El hecho tuvo lugar en Brasil y se trata del primer bebé nacido a través de un trasplante realizado de un cadáver a una persona viva, pues ya se habían realizado otros intentos en Estados Unidos y en otros países, pero no habían dado resultado.

“La niña cumplirá un año el 15 de diciembre y presenta un desarrollo motor y neurológico sin alteraciones. La madre se siente realizada y no tiene ninguna molestia ni complicación por las cirugías. Es un hito en el campo del trasplante uterino, representa la prueba de concepto de que los úteros obtenidos de donantes fallecidas son funcionales”, informaron el ginecólogo Dani Ejzenberg y el cirujano Wellington Andraus, dos especialistas del Hospital Universitario de las Clínicas de Sao Paulo.

Para logarlo la paciente se sometió a una compleja operación que duró más de diez horas y en la que los doctores le injertaron el útero de una mujer de 45 años que había sufrido un ictus y se encontraba en coma irreversible y se había apuntado como donante de órganos.

Sin embargo, la operación estuvo a punto de no llevarse a cabo porque existió un problema de descoordinación en el equipo médico y el útero estuvo casi ocho horas sin recibir sangre y oxígeno, algo que pudo estropearlo, pero finalmente, todo salió bien.

Luego de la cirugía tuvo que permanecer dos días en cuidados intensivos y tomar fuertes medicamentos para evitar que su cuerpo rechazara el trasplante, a los siete meses le colocaron óvulos que habían sido previamente fecundados.

El embarazo transcurrió con normalidad y finalmente dio a luz a una niña sana que pesó cinco libras y diez onzas, midió 45 centímetros y obtuvo altas puntuaciones en el test de Apgar, una prueba que se realiza para comprobar el estado de los recién nacidos.

Los doctores están muy emocionados con este logro porque es un avance significativo en cuanto a trasplantes de úteros, ya que en la actualidad hay muy pocas donantes vivas y comprobar que se puede hacer de pacientes fallecidas va a beneficiar a muchas mujeres.

Leave A Reply

Your email address will not be published.