Nuevo caso de disparos y brutalidad por parte de policías en Cuba

3

El diario el Nuevo Herald reportó un nuevo caso de violencia policial ocurrido en Cuba. El hecho en el cual estuvo involucrado un hombre de 33 años y se escucharon varios disparos tuvo lugar en el municipio de Colón, perteneciente a la provincia de Matanzas.

La víctima de la violencia de los uniformados fue Dionis Pinillo Montalvo, quien recibió una golpiza y lo dejaron esposado en el suelo.

“Yo sé que nunca he sido un santo, pero no merecía que me partieran un brazo ni me dejaran defenderme”, dijo.

Todo comenzó en una fiesta en el pueblo donde se formó una pelea y el hombre se acercó para ver qué pasaba. Dice que recogió un cuchillo del suelo y los policías lo atracaron.

“Unos seis o siete oficiales borrachos me derribaron y comenzaron a patearme y a golpearme con porras. Intentaba librarme pero ellos conocen técnicas de artes marciales”, cuenta.

“Producto de esa golpiza me desbarataron el hueso del brazo derecho. Tuvieron que operarme de emergencia al día siguiente. Tengo dos láminas de metal en el hueso y siete tornillos puestos, además de una herida de 14 puntos”.

Las personas que se encontraban en el lugar intentaron defender al agredido, pero los policías dispararon varias veces al aire para calmar a la multitud. Para Dionis la golpiza fue una manifestación de racismo, “yo caigo mal aquí por mi raza. No dudo de que me golpearan así por ser negro”.

Ahora se encuentra acusado de atentado y tenencia de arma blanca y le advirtieron que no debía decir nada de la golpiza recibida.

You might also like