Suspenden a 7 trabajadores de salud de La Florida por fraude, drogas y violación

3

El Departamento de Salud de La Florida suspendió la licencia a siete trabajadores de la salud que se desempeñaban al sur del estado por estafa, posesión de drogas y presunta agresión sexual, así dio a conocer El Nuevo Herald.

Una Orden de Suspensión de Emergencia se emitió a nombre de la enfermera registrada Ilfrenise Charlemagne, quien además cumplió prisión por dos años y nueve meses por un cargo de estafa postal relacionada con el envío de facturas fraudulentas al Medicaid, además deberá devolver 122, 770 dólares.

Charlemagne era directora del asilo Hilcrest Residential y admitió que usó el nombre de Nancy Cagliuso para solicitar licencias estatales y dirigir una institución que le brindaba servicios al Medicaid. La mujer entregó la licencia que poseía para administrar el local aceptó que ni ella ni ninguna entidad de su propiedad tendría ni solicitaría una licencia al estado en cinco años.

Por su parte el masajista y terapeuta David Egusquiza, no podrá ejercer y deberá enfrentar cargos por agresión sexual luego de las acusaciones hechas en marzo por una clienta de la clínica de Coral Gables Massage Envy. Egusquiza masajeó los muslos de la mujer diciéndole que los tenía tensos, y luego le introdujo un dedo en la vagina y le dijo: “También aquí hay tensión”. Después que la mujer le dijo que parara, Egusquiza la besó en la frente, le pidió disculpas y continuó con el masaje. Más tarde, le pidió a la mujer que mantuviera en secreto lo que había pasado.

La rescatista Deerfield Beach Shawn, perdió su licencia debido a la adicción a las drogas. La mujer aceptó estar bajo supervisión y atención de un especialista médico en adicción de drogas. Contra el técnico de farmacia Fernando Noboa, de 35 años también se dictó una Orden de Suspensión de Emergencia por consumir marihuana.

Clara Serguera, de 44 años, entregó voluntariamente su licencia de masajista. Serguera fue condenada a tres años de libertad provisional, tras aceptar su culpabilidad por un cargo de reclamación fraudulenta al seguro y otro cargo de actividad delictiva organizada con el fin de estafar.

El farmacéutico de 65 años William T. Walker se declaró culpable de obtener una sustancia controlada de forma fraudulenta. Debido a que asumió la culpa la Fiscalía retiró la acusación de delito organizado y de narcotráfico.

La doctora Adrianna Williams, perdió su licencia por falsificar recetas médicas para obtener 60 tabletas de Tramadol. La mujer realizó la prescripción a nombre del doctor Mauricio Herrera, luego transfirió la receta a la farmacia de Walmart Neighborhood en Homestead y posteriormente la borró del sistema.

Con información de El Nuevo Herald.

You might also like