TRISTE: Joven cubano nacido en España abandonado por Cuba y España (VIDEO)

17

Jorge Mendoza, un joven de 20 años que sufre Parálisis Cerebral Infantil (PCI), pero además se encuentra en un limbo legal abandonado tanto por su país de origen, como por el país donde reside.

Según informó el Diario CubaNet, Jorge nació en España y es hijo de una cubana que obtuvo la nacionalidad europea y de un cubano que vive en la isla. Cuando aún no cumplía dos años su madre viajó a la isla para que el pequeño conociera a su padre y para intentar nuevos tratamientos médicos.

Sin embargo, las intenciones del viaje eran otras, la madre abandonó al niño, lo dejó con el padre y se marchó a España.

“No sabía que tenía un hijo. Cuando lo vi frente a mí, y en esas condiciones, tuve que encerrarme a llorar. Pero más lloré la mañana que descubrí que la madre se había marchado a España, abandonándolo para siempre”, recuerda Lázaro Abel Mendoza Verano, padre de Jorge. A partir de ese momento Lázaro se hizo del cargo del niño, pero comenzaron los problemas.

Se estableció una disputa entre estados sobre quien debía costear los tratamientos del menor, según el gobierno cubano España tenía que hacerse cargo de los costos de la asistencia médica. En cambio, los funcionarios del consulado del país ibérico en La Habana desconocen su nacionalidad europea, alegando que nació en ese país pero proviene de padres cubanos.

“Vino con sus documentos que lo identifican como ciudadano español. Eso no vence. Cómo van a decir que él, que nació y vivió allí más de un año y que su madre hace más de treinta tiene la ciudadanía, no puede ser ciudadano mientras que ellos están nacionalizando a los nietos de españoles en Cuba”, expresa el padre.

Sin embargo, el gobierno cubano tampoco prestó su ayuda y se aprovechó de la situación del pequeño Jorge. Como el niño era extranjero le cobraron 12 mil CUC por un tratamiento de tres meses de fisioterapia en el hospital Julio Díaz. Aunque hace varios años el niño recibió la ciudadanía cubana la ayuda que recibe es insuficiente.

“Debe tomar 14 medicamentos al día, pero la mayoría están en falta y como no los puedo obtener por ninguna otra vía, generalmente consume dos o tres. El efecto de tantos medicamentos sin una dieta a base de frutas, viandas y vegetales, son siete úlceras y una gastritis crónica” comenta el padre.

Jorge vive en un cuarto minúsculo, con una sola ventana que no garantiza la iluminación y ventilación que requiere una persona en su condición. El pequeño domicilio, además, presenta múltiples tupiciones en los drenajes sanitarios.

Lázaro cuenta que su hijo no puede controlar los esfínteres, producto de la enfermedad, de manera que “se orina y se hace caca encima de los pedazos de trapo que puedo ponerle como sábanas, gracias a la ayuda de algunos vecinos”.

Con información de CubaNet

You might also like